Política

Viuda de poeta Enrique Moro arremete contra alcalde Sharp tras “descarado” homenaje: “Le hizo mucho daño”

La esposa del fallecido artista, Andrea Vargas, contó a EL DÍNAMO que fue despedido de forma injustificada por el jefe comunal en 2017, quien a través de los abogados del municipio, prolongó por años un juicio laboral.

Moro trabajó por 20 años en la Municipalidad de Valparaíso dando vida a diversas actividades culturales. (Cedida).
Moro trabajó por 20 años en la Municipalidad de Valparaíso dando vida a diversas actividades culturales. (Cedida).

Las bellas postales de Valparaíso, así como también sus cerros plagados de colores, han albergado por décadas a destacados artistas nacionales como al recién fallecido poeta Enrique Moro (64), quien producto de una hemorragia interna murió el pasado jueves 4 de marzo.

La partida de Moro fue un duro golpe para sus familiares y amigos, quienes rindieron diversos homenajes a través de redes sociales y con cartas publicadas en los diarios locales para el autor de “Marilyn”, “La piedra feliz y otros tangos” y “De ceniza nuestra sábana”, entre otras obras clásicas de la poesía chilena.

Sin embargo, el círculo íntimo del poeta -que inició su carrera denunciando los crímenes de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), por lo que estuvo detenido durante todo 1977- notó que uno de los homenajes vino de quien en vida le proporcionó dolor y frustración: el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp.

“La Municipalidad de Valparaíso extiende sus condolencias a familiares y cercanos del poeta porteño Enrique Moro debido a su triste fallecimiento. Fue un luchador por la vida en dictadura. Una de más plumas más lúcida y conectada con el Valparaíso real. Sin duda, un hermoso ser humano”, escribió el candidato a la reelección en la ciudad puerto en sus redes sociales.

El mensaje, según alegó por Twitter a los pocos minutos la máster en psicología y viuda de Moro, Andrea Vargas, fue “descarado” porque el saliente jefe comunal despidió al poeta en marzo del 2017 sin informarle la causa, luego de 20 años como parte del equipo de Cultura de Valparaíso y tras haber desarrollado conocidas iniciativas en la comuna como instalar poesía en los paraderos del transporte público y promover el baile con “Valparatango”.

Despido implicó duro golpe para Enrique Moro

Producto del despido injustificado, de acuerdo a su familia y al análisis de su psiquiatra particular, la salud mental del poeta se deterioró seriamente.

En entrevista con EL DÍNAMO la esposa de Enrique Moro, Andrea Vargas, evidenció que sufrió ansiedad y durante los primeros días sin trabajo “tenía síntomas de depresión total”.

“Yo soy máster en psicología clínica y me desempeño en el sector privado, entonces me daba perfectamente cuenta de cómo mi esposo cayó en depresión, además lo analizó un psiquiatra. Por ejemplo, se levantaba, se bañaba y quería ir a su trabajo. Antes de eso era una persona completamente sana que trabajó con mucho compromiso por Valparaíso”, evidenció la viuda.

La situación se agravó cuando Enrique Moro, a través de una carta formal dirigida directamente a Sharp, y que contaba con el respaldo de Claudio Opazo -destituido administrador municipal y mano derecha del alcalde-, solicitó una audiencia con su ex empleador para conocer las razones del despido.

La cita, de acuerdo a la pareja del artista, nunca se concretó por lo que Moro decidió iniciar acciones legales contra la Municipalidad en el Juzgado de Letras de Valparaíso, donde la justicia finalmente falló a su favor.

“Se suponía que el alcalde debía responder. La idea de la carta era juntarse para conversar respecto a los motivos del despido, pero jamás recibimos una respuesta. Jorge Sharp jamás conoció a Enrique Moro”, alegó Vargas.

Municipio apeló y Corte le dio la razón al poeta

Sin embargo, el problema no quedó allí porque la Municipalidad de Valparaíso a través de su equipo jurídico, apeló a la decisión del Juzgado y llevó la causa hasta la Corte de Apelaciones, donde nuevamente se le dio la razón al poeta.

A causa de estos problemas la viuda de Enrique Moro alegó que el supuesto homenaje de Sharp no tiene ninguna validez, ya que, “le hizo el camino súper pesado durante el juicio laboral que se llevó a cabo y después de ese proceso también”.

“El nuestro es un caso especial porque afortunadamente Enrique tenía un sueldo de $600 mil y siempre pude sostener nuestra buena vida. Pero si él hubiese estado sólo, se hubiese ido a la cresta como le pasó a muchos otros trabajadores de Valparaíso. Sharp en su momento buscó un acuerdo económico pagando muy poco dinero y nosotros, dado que podíamos sobrevivir, dijimos que no. Pero Enrique fue casi el único que pudo hacer eso, ir a la Corte de Apelaciones, hacer trámites engorrosos”, contó la esposa del poeta.

Andrea Vargas agregó que tras terminar el proceso judicial contra Sharp, cuando se debían efectuar los pagos, estos “fueron dilatados en hasta más de un mes de la fecha estimada de depósito”, anotando otro lamentable episodio entre la relación del alcalde y de su marido, quien “se estaría revolcando en la tumba sabiendo que el alcalde, por sacar créditos o por hacerse el amable, de forma desafortunada, le hace un homenaje”.

Sharp le hizo mucho daño a mi esposo, no puede ser tan bajo, tan cínico, no puede hablar de un hombre excepcional que maltrató”, concluyó la mujer.

Al ser consultados por El DÍNAMO, respecto a la denuncia de Andrea Vargas, desde la Municipalidad de Valparaíso descartaron ahondar en el homenaje rendido por Jorge Sharp y la demanda laboral que ganó Enrique Moro.

Tras el velorio de Enrique Moro su familia se encuentra realizando un trabajo de recopilación de toda su obra, con la idea de que en un futuro, al igual como pasó con el cantautor y amigo personal suyo, Ángel Parra, pueda ser declarado hijo ilustre de Valparaíso en forma póstuma.

Hernán Claro

Periodista a su servicio con un profundo interés en la política.+ info

Más Noticias

Más Noticias