Pop

10 canciones de medianoche de Antonio Díaz

El periodista y autor de "Piedra roja: El mito del Woodstock chileno" (2010) comparte su selección musical, a propósito de ese puntapié fundacional para los grandes festivales musicales.

Por:  Alejandro Jofre

Antonio Díaz Oliva (25) es periodista cultural del semanario Qué Pasa y autor del libro “Piedra roja: El mito del Woodstock chileno“, una investigación editada el año pasado por RIL editores que profundiza en el festival chileno de 1970, germen de los actuales mega conciertos.

Para agosto de este año además prepara su primera novela, titulada “La soga de los muertos”, por Alfaguara. Vamos a las canciones:

1.- “Saving Grace” de Tom Petty. Seleccionar sólo una canción de Tom Petty es algo muy difícil. Pero esta -que viene en ese discazo que es”Highway companion”- suele aparecer por las noches en mi iTunes. Es de esas canciones de carreteras que espero -algún día- escucharla mientras hago un road trip (auque no sé manejar).

2.- “Dark Princess” de Robyn Hitchcock. Siempre que tengo que escribir pongo a Hitchcock. De hecho, el otro disco que más me gusta de él se llama “I Often Dream of Trains”, que me parece un muy buen título sonámbulo.

3.- “You are my face” de Wilco. Nada. Este disco de Wilco es perfecto para las noches. Y Jeff Tweedy, por lo demás, debe ser un tipo muy trasnochado.

4.- “Pressing On” de Bob Dylan. No sé cómo hay gente que mira en menos la etapa religiosa de Dylan. Escuchar esta canción, por ejemplo, a altas horas de la noche esta -con los coros gospel yendo en ese leve crescendo-, es casi una epifanía.

5.- “Niño diamante” de Fabulosos Cadillacs. De los discos reposados de los Cadillacs. Jazz trasnochado con mucha experimentación.

6.- “Empty souls” de Manic Street Preachers. Intento no escuchar mucho “Lifeblood” pasadas las 12 porque, por lo general, es demasiado bueno, pero -a la vez- demasiado deprimente. Además, es inevitable pensar en la historia del ex vocalista quien, en medio de la noche, dejó su auto botado y caminó hasta perderse. Y aún no lo encuentran.

7.- “Dancing with myself” de Billy Idol. Hay dos tipos de canciones para escuchar en la noche. Las que (1) te ayudan a cambiar el ánimo y las que (2) te ayudan a mantener el sonambulismo. Esta es de las primeras. Cuando la escucho, generalmente, termino bailando solo.

8.- “New York New York” por Cat Power. Me quedó claro luego de verla en vivo: Cat Power sobre el escenario se mueve como gata. Y los gatos lo pasan mejor de noche. Y esta, por lo demás, es una excelente versión del tema de Sinatra.

9.- “Devil in a New dress” de Kanye West. Más que las canciones con flúor alegres de Kanye, me gustan las oscuras. Esta, sin ir más lejos, me suena como si fuese una pesadilla.

10.- “Everybody wants to rule the world” de Tears for Fears. No sé por qué, pero me pone melancólico. Si mi iTunes llega a esta canción, sé que es el momento de ir a dormir.

Más Noticias

Más Noticias