Pop

10 canciones de medianoche de Héctor Muñoz de Ases Falsos

El guitarrista principal de Ases Falsos, antes conocidos como Fother Muckers, comparte su selección musical con El Dínamo.

Por:  Alejandro Jofre

El próximo domingo 4 de septiembre, Ases Falsos será una de las bandas chilenas que se presentará en #500milalparque, el evento ciudadano a favor de un sistema nacional de educación pública, gratuita y de calidad organizado y financiado por el Estado chileno.

Esta es la selección musical del guitarrista principal de Ases Falsos, antes conocidos como Fother Muckers, Héctor Muñoz.

1) The Beatles – Two Of Us: Para mí, es una canción de una relación, ya sea de pareja, amistosa o filial. Habla con naturalidad de esas relaciones que duran para siempre. A pesar de que se grabó en los descuentos de la sociedad de los Beatles, se rescata todo ese camino recorrido de una manera bellísima, acústica, de viaje. John y Paul con las guitarras de palo, tal y como escribían intentos de canciones siendo adolescentes. Una sociedad que daba para toda la vida, pero que se consumió pronto y dejando canciones para siempre.

2) Bob Dylan – No Dark Yet: “Time out of mind” es un disco que me marcó mucho en su momento, porque encapsula a un Dylan que resulta ser el más honesto de todos los Dylan que conocemos. Casi sintiendo el llamado del más allá, apuesta por la belleza atmosférica y la elegancia a la hora de entrar a la nueva y, probablemente, última etapa de su vida. Parece canción de despedida, pero desemboca en un quedarse a ver lo que viene. En vivo, cuando la ha tocado, le sube un tono y medio, logrando darle un poco más de luz.

3) Neil Young – Silver & Gold: Esta canción es de uno de los discos acústicos del viejo y querido Neil Young. Me encanta porque representa mucho de su esencia sencilla. En la canción, que por cierto circulaba antes con un par de versiones menos logradas, se respira puro campo, paz y, especialmente, agradecimiento al existir y a lo que se tiene. La armónica en Re le da un tono cálido y el resultado es una reivindicación a lo que es.

4) Víctor Jara – Manifiesto: Cuando se debía ser explícito y jugársela, Víctor Jara lo hacía como nadie. Es nuestra versión de “Man in Black” de Johnny Cash, un decálogo de causas como para pararse de la silla y dejar la desidia de lado. Pasar del decir a hacer es muy difícil y “Manifiesto” da el empujoncito para hacerlo.

5) Divididos – Spaggetti del Rock: Mollo construye un mundo hermoso con metáforas y una secuencia de acordes sencilla. Una canción sobrecogedora, que no tiene nada que ver con la “aplanadora del rock” que tanto se disfruta en vivo.

6) The Kinks – Better Things: Tiene pura luz, de esa que hace picar los dedos para subirle el volumen a la radio. Ray Davies sabía cómo canalizar ese sentimiento luminoso que ha estado SIEMPRE presente en su obra, tan pop como tradicional. Davies es casi un autor de vaudeville, rescatando leyendas urbanas y haciendo combos precisos. Una canción que triunfa siendo fresca y adolescente, y también con un toque AOR reflexiva. Un manjar para cada día del año.

7) Bruce Springsteen & The E Street Band – Rosalita: Me gustan las historias, y Bruce Springsteen tiene claro que puede contarla de una forma que la entiendan todos. Tiene la calle suficiente como para que nos logremos identificar con ese relato de músico emergente que está a punto de lograrlo y se envalentona para llevarse a su chica de casa a recorrer la aventura de una vida juntos. “Rosalita” es una invitación a mandar todo a la mierda tocando la guitarra.

8) Gram Parsons – Return of the Grievous Angel: Pareciera que Gram Parsons se fue de este mundo antes de su partida física. Hay que tener un contacto con el olimpo para poder parir una melodía tan angelical, con armonías a dos voces y una banda tan pulcra que te saca lagrimas. Emmylou Harris funciona como su alma gemela, aunque sea solo frente al micrófono. No me canso de topármela en el shuffle.

9) Wilco – Impossible Germany: Este es mi Wilco preferido: enigmática, una máquina aceitada que combina la perfección con la aventura sonora y una conducción clara de Jeff Tweedy a través de los distintos pasajes. Es un modelo a seguir si quieres ser músico y lograr esa limpieza que algunos se pasan buscando toda una vida. La sección instrumental es de lo mejor que he escuchado en la vida, y no hay vez que no le suba el volumen o que busque obsesivamente alguna versión en vivo en YouTube.

10) Eric Clapton – Wonderful Tonight: Esta representa un triunfo siempre anhelado, el del amor. Y en un mundo donde se han hecho fortunas cantándole al desamor, Clapton no tiene miedo de mostrar lo inmesamente feliz que era tras tener a su chica, y alejarse del blues como nunca antes cantándole a Pattie Boyd después del sufrimiento y ese desgarrador “Layla and other assorted love songs”. Es un gusto que Clapton la siga haciendo, matizándola y madurándola.

Más Noticias

Más Noticias