Pop

Día de cine: "Agora"

La película Agora, protagonizada por Rachel Weisz, cuenta la historia de Hipatia, mujer sabia que estuvo a cargo de una escuela neoplatónica en el siglo V despúes de Cristo, dentro de la convulsionada Alejandría. Esta filósofa, al parecer fascinada por las matemáticas, la lógica y la astronomía, fue presa del fanatismo religioso que le produjo la muerte instigada por el Obispo Cirilo. 

Por:  Francisco Valenzuela Huerta

La película Agora, protagonizada por Rachel Weisz, cuenta la historia de Hipatia, mujer sabia que estuvo a cargo de una escuela neoplatónica en el siglo V despúes de Cristo, dentro de la convulsionada Alejandría. Esta filósofa, al parecer fascinada por las matemáticas, la lógica y la astronomía, fue presa del fanatismo religioso que le produjo la muerte instigada por el Obispo Cirilo

Según algunos, fue la inventora del Astrolabio, un antiguo instrumento que permitía a navegantes determinar la posición de las estrellas sobre la bóveda celeste. Otros sostienen que lo inventó Ptolomeo o Almagesto.

Se sabe también que trabajó duramente con su padre, el astrónomo Teón para hacer correcciones en el Almagesto de Ptolomeo. Destacan su gran dedicación por las matemáticas y por observar racionalmente el Universo, poniendo en cuestionamiento el modelo de Ptolomeo, según el cual la Tierra estaba inmóvil y ocupaba el centro del Universo, y que el Sol, la Luna, los planetas y las estrellas, giraban a su alrededor. Se conoce también como Sistema Geocéntrico, con la tierra al medio de todo. 

Recordemos que este sistema duró como paradigma hasta la edad media, cuando las observaciones científicas comienzan a ponerlo totalmente en duda. Probablemente este planteamiento, -que hoy sabemos errados en sus fundamentos-, viniera de pueblos como el babilónico que conocía el orden de los planetas: Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno. 

Hipatia anduvo sobre “hombros de gigantes”, como lo reconociera Einstein; personajes como Euclides o Eratóstenes (que midió el Sol, la Luna o la Tierra, convencido que es redonda) fueron una de sus fuentes. Sobre esto hay poca mención, sin embargo, si se menciona a Aristarco, que sugirió un sistema Heliocéntrico. 

Como sea, esta filósofa no estaba dispuesta a que los porfiados fenómenos, como la irregularidad del movimiento de los planetas, se vencieran ante el modelo vigente.

Para superar era irregularidad, “Ptolomeo adoptó y desarrolló el sistema de excéntricas y epiciclos (…) para explicar el aparente movimiento de los cielos” (Historia de las Ciencias, S.Mason). Pero a Hipatia no le convencía eso, dejando entrever que fue la que descubrió que los planetas no tienen movimiento circular sino elíptico, que la tierra se movía y que había todavía un sin fin de dudas por responder. Fue una precursora de lo que siglos después declarara Kepler; todos los planetas se desplazan alrededor del Sol siguiendo órbitas elípticas.

Quebró paradigmas, se enfrentó a las cosmovisiones y asesoró a los poderosos, como Orestes. Defensora a ultranza de la libertad de pensar, se dedicó a buscar la verdad de como suceden las cosas, sin facilidades ni fabricaciones mentales erradas. 

Sufrió la discriminación y la envidia hacia una mujer con liderazgo, inteligencia y cultura, capaz de derrocar paradigmas ciegos. Ahí el valor de la película más que los odios y las luchas religiosas. Porque al final, la filosofía es la capacidad crítica de estar atentos ante lo aparente, las sombras de verdad, aunque cueste caro, muy caro.

Agora”, 2009, dirigida por Alejandro Amenábar, protagonizada por Rachel Weisz


Ernesto Evans es Máster en Informática, magister en Gestión y Políticas Públicas, es gerente general de Telecontacto, especializada en consultoría estratégica y políticas públicas.

Más Noticias

Más Noticias