Pop

Dënver según la mitad Dënver

Este video del dúo chileno Dënver se estrenó el miércoles. Pero acá nos gustó tanto, que seguimos repitiéndolo. Y entrevistamos a Milton Mahan, la mitad del grupo y director del clip, para que nos cuente lo que más le gusta de Los adolescentes. 

Por:  El Dínamo

Este video del dúo chileno Dënver se estrenó el miércoles. Pero acá nos gustó tanto, que seguimos repitiéndolo. Y entrevistamos a Milton Mahan, la mitad del grupo y director del clip, para que nos cuente lo que más le gusta de Los adolescentes.

 
Uno de los sellos del video que Milton más valora, es que es de todos los que participaron. “Una cosa muy colaborativa”. E improvisada. Por eso, quizás, caen bien los jóvenes que se dedican a eso, a ser jóvenes, en los 7:20 que dura el video. Porque uno quisiera estar en esa piscina, en esa laguna, en esa pradera o saltando en esa cama.

Como todo trabajo bien hecho, a tres días de su estreno, Los adolescentes ya generó varias críticas. Que se parecía mucho a un video de Bombay, El Guincho; que la estética era igual a la usada por la cineasta argentina Lucrecia Martel -a quien Milton jura que ama, pero que nunca fue su intención citarla-, y que era muy “shúper” y con pura “gente linda”.

A nosotros, nada de eso nos molesta. Aunque el director explica que el tributo no es ni a la Martel ni a Bombay, sino que a varios referentes tanto suyos como de Mariana Montenegro, vocalista y tecladista del dúo. Y de lo que resultó, Milton rescata cuarto aspectos favoritos:

LO MÁS ENTRETENIDO: “Las escenas en la piscina, porque éramos un gran piño de chiquillos y era casi como una minifiesta mientras grabábamos. Ahora, no sé si eso se traducía luego en el mejor trabajo, ya que era difícil dirigir a tanta gente”.

LO MÁS BONITO: “Me gustan mucho las imágenes de la laguna y las de la pieza, que quedaron con una muy linda textura.

Las chicas que juegan con la aspiradora también me gustan mucho, sobre todo por cómo quedó la luz. Queríamos hacer cosas con chicas de pelo largo, y funcionaron perfecto para lo que teníamos en mente.


LA MEJOR CONFESIÓN DE LOS PROTAGONISTAS:
“La mejor fue la única que quedó con audio en el video, la de la chica que queda inconsciente. Pero no eran confesiones, les hacíamos un par de preguntas al aire para tener material por si es que luego servía -y creo que sí funcionó”.

LOS VERDADEROS REFERNTES: “La escena del huevo es igual a la de Los olvidados de Luis Buñuel, y la de los perros al gran Cristián Sánchez. Hay muchos otros que no vale la pena mencionar, porque la idea es que, precisamente, queden en al aire y que cada uno vaya descubriéndolos. Creo que eso dice mucho de que hay un imaginario bastante reducido en el ambiente, y era algo que -en parte- esperaba. 

También podría decir que nos influenciaron los videos de Sophia Peer, los de una productora maravillosa llamada Salazar, el softporn setentero, etc. En cuanto a Lucrecia Martel, juro que la amo, que su filmografía es increíble, que me la he visto toda y que quizás se me ha metido algo, pero nunca fue la intención citar nada de ella. Aunque feliz la tributaría”.

Más Noticias

Más Noticias