Pop

Los 10 razones que deprimen a los hombres frente al espejo

¿Creían que los hombres no sufrían obsesiones? Se equivocaban, entre hombres y mujeres existen muchas diferencias, pero en este aspecto podemos ser dos gotas de agua. Parece que ha llegado la hora de que los varones se atrevan a afrontar los suyos. Desafiar el paso del tiempo es para la humanidad un reto difícil de conseguir pero nunca imposible. ¿Qué complejos tendrán en común mujeres y hombres?   1.

Por:  El Dínamo

¿Creían que los hombres no sufrían obsesiones? Se equivocaban, entre hombres y mujeres existen muchas diferencias, pero en este aspecto podemos ser dos gotas de agua. Parece que ha llegado la hora de que los varones se atrevan a afrontar los suyos.


Desafiar el paso del tiempo es para la humanidad un reto difícil de conseguir pero nunca imposible. ¿Qué complejos tendrán en común mujeres y hombres?



1. El estómago: La curvita de la felicidad ahora es un ‘mal’ común, cada vez es más frecuente ver hombres en las clínicas de adelgazamiento. Estar apunto para lucir palmito en las playas es un fin que se persigue cada año.



2. La calvicie: Por genética o por la edad, las entradas adelantan la llegada de un hecho con pocas soluciones. Recurrir al rapado o acudir a un centro capilar son la única escapatoria.



3. Vellos: En la cabeza desaparece y en otras zonas se repuebla, esto es lo que ocurre con el exceso de vello en algunas partes del cuerpo. Espalda, pecho y brazos son territorios que sí tienen mucho pelo; y no tiene hueco en los cánones actuales.



4. Cuidado bucal: expertos en el tema consideran que los dientes no alineados o amarillentos producen inseguridad masculina. Acudir al dentista asiduamente relaja el complejo.



5. La estatura: muy a nuestro pesar, la estatura es otra cosa que no elegimos y esto ha dado mucho quebradero de cabeza al varón. Ser más bajitos que las mujeres es un complejo difícil de solucionar.



6. El trasero: El siguiente complejo a destacar tiene que ver con tres adjetivos: escurrido, prominente o respingón, y como no podía ser de otra manera se refiere a la obsesión que los hombres tienen con su trasero. Es un punto del cual pocos están orgullosos.



7. La nariz: Es fácil encontrar a alguna persona con apodo ofensivo desde el colegio, nadie quiere ser primo de ‘Pinocho’.



8. Las orejas: Otro clásico sufrido en la escuela infantil tiene que ver con las orejas. Si la diferencia entre el tamaño de la cabeza y las orejas es muy pronunciada, las inseguridades masculinas se incrementan considerablemente.



9. La voz: La voz masculina es un punto que a pesar de no ser físico acompleja demasiado, no oírse con la fuerza que se quiere convierte a las personas en tímidas. Sin embargo si gozas de una voz seductora tienes en ti un arma de seducción muy potente.



10. El tamaño de su “masculinidad”: Por último, encontramos el temido -para algunos- tema sexual. En ocasiones oiremos que es un mito, pero que los hombres pueden estar acomplejados por el tamaño de sus genitales es un hecho.

Más Noticias

Más Noticias