Pop

Noticia freak del día: cubrió auto con dos mil post-its

¿Cómo se quedaría si al salir de su casa encontrase su coche enterrado bajo 2.000 post-it con mensajes de amor? ¿Y si, además, tuviera mucha prisa por ir a la universidad a aprobar un examen? Las respuestas de la propietaria del Renault Clío que el pasado miércoles apareció cubierto de papeles de colores fueron: «sorprendida» y «me quedé sin hacer el examen».

Por:  Katherine Gallardo

¿Cómo se quedaría si al salir de su casa encontrase su
coche enterrado bajo 2.000 post-it con mensajes de amor? ¿Y si, además,
tuviera mucha prisa por ir a la universidad a aprobar un examen? Las
respuestas de la propietaria del Renault Clío que el pasado miércoles
apareció cubierto de papeles de colores fueron: «sorprendida» y «me
quedé sin hacer el examen». Esta joven de 24 años, a la que llamaremos
Inés, ya que prefiere mantener su anonimato, se topó con esta escena a
las 15.30 horas del martes en la calle Javier del Quinto, en Hortaleza.
La verdad, pocos fueron los vecinos del barrio que no vieron el
artificio. «Es muy bonito y tierno»; «Es de chalados», opinaban unos y
otros.

 

«Había gente haciendo fotos a mi coche. No me lo creía…
no me gustan las sorpresas». «Era incapaz —continúa— de quitar yo sola
todos los papeles con la prisa que tenía, así que subí de nuevo a mi
casa para pedirle a mi madre que me ayudara», recuerda con tono tímido y
media sonrisa. Madre e hija quitaron la mitad de los post-it. Inés
tenía que correr para examinarse. Aún con la otra mitad por retirar, la
joven arrancó el motor y mensajes como «dime que eres real», «hazme
caso», «después de probarte no quiero otros sabores» y cientos más
volaron por los aires bajo la atenta mirada de los transeúntes. Inés
cambió su dirección. Sabía muy bien quién era el autor de tan meticulosa
obra y se dirigió hacia su casa.

 

Nueve horas antes, a las 6.30 de la madrugada, Juan
—también nombre ficticio— había conseguido mantener despiertos a su
hermano y un amigo para colocar los 2.000 papeles que durante cuatro
fines de semana había estado escribiendo para su amada.
¿Por qué?
«Porque estoy loco por ella y quiero que me tome en serio cuando digo
que me encanta», revela este chico de 22 años con un sonrisa que se
adueña de su cara.

 

Historia completa en ABC

Más Noticias

Más Noticias