Pop

Productor de David Bowie: "Hasta su muerte fue una obra de arte"

Tony Visconti declaró en su página de Facebook que 'Blackstar' era el regalo de despedida del artista británico.

Por:  Estefanía Sepúlveda

El vigésimo quinto disco del ya fallecido artista adquiere un nuevo cariz al analizar la relación que tenía éste con el grave cáncer que sufrió en secreto.

En el video ‘Lazarus’ quedan en evidencia algunas referencias a su enfermedad, en especial, en la letra: “Mira aquí abajo, estoy en el cielo / Tengo cicatrices que no se pueden ver en la imagen de este cuerpo frágil, vestido de negro y que asciende dentro de un armario”.

El productor y también músico Tony Visconti colaboró con Bowie de manera intermitente, iniciando su vínculo cuando el artista lanzó Space Oddity en 1969, hasta su más reciente producción, Blackstar.

“Siempre hizo lo que quiso, y de la mejor forma. Su muerte no fue distinta de su vida: una obra de arte“, escribió Visconti.

“Hizo de Blackstar su regalo de despedida. Yo lo supe desde hace un año; sin embargo, no estaba preparado para esto. Fue un hombre extraordinario: lleno de amor y de vida. Siempre estará con nosotros. Por ahora, siento que es apropiado llorar”.

Más Noticias

Más Noticias