Pop

Se viene el cine en 4D

La empresa Imagital desembarca en Ávila, España, con un nuevo concepto en el que se integran "cine, teatro y videojuegos" y en el que las personas que asistan a una sala de cine no sean meros espectadores pasivos, sino que se conviertan en los auténticos protagonistas, más bien 'directores', durante el desarrollo de la cinta, aunque no aparezcan en los créditos.

Por:  El Dínamo

La empresa Imagital desembarca en Ávila, España, con un nuevo concepto en el que se integran “cine, teatro y videojuegos” y en el que las personas que asistan a una sala de cine no sean meros espectadores pasivos, sino que se conviertan en los auténticos protagonistas, más bien ‘directores’, durante el desarrollo de la cinta, aunque no aparezcan en los créditos.

Partiendo de la puesta en escena, Imagital camina entre las tres dimensiones ‘a lo bestia’ y los futuristas hologramas, aunque no se logren éstos debido a su carestía (“un proyector de holograma del tamaño de una naranja puede costar 180.000 euros”, asegura Más). La sala, preferentemente cuadrada para dar la sensación de ‘acorralamiento’, rodeará los asientos con pantallas gigantes que serán el foco de la imagen. Sin embargo, esos personajes, ese escenario, se desgajan del visor y campan a sus anchas por la sala de cine.

Es decir, en una cinta en la que aparezca un dragón, éste puede, de repente, atravesar la pantalla con su cabeza perfectamente perfilada y escupir fuego a lo largo del pasillo de la sala. O durante una persecución, el conductor de una moto puede salir despedido y volar por encima de los espectadores. Sin embargo, aunque lo parezca, esa imagen no puede considerarse holograma, ya que se precisan gafas de 3D y la imagen, si se intenta tocar, se deforma.

Vía ¡El cine en 4D! en Elmundo.es

Más Noticias

Más Noticias