Pop

Vuvuzela, belieber y escáner porno… palabras del año para NYT

Las vuvuzelas fueron las protagonistas del mundial de Sudáfrica 2010. Tanto es así que ya consiguieron un lugar de honor en el particular diccionario que The New York Times acaba de hacer sobre los conceptos que, a su juicio, han marcado el año que termina.   Entre los más destacados se encuentran:  

Por:  Andrea Medina

Las vuvuzelas fueron las protagonistas del mundial de Sudáfrica 2010. Tanto es así que ya consiguieron un lugar de honor en el particular diccionario que The New York Times acaba de hacer sobre los conceptos que, a su juicio, han marcado el año que termina.

Entre los más destacados se
encuentran:

Belieber: dícese de un fanático del
cantante canadiense Justin Bieber.

G.T.L.: filosofía de vida del
personaje del reality show “Jersey Shore.”, Mike Sorrentino, más
conocido como The Situation. Significa “gym, tan, laundry”, lo que en español sería “gimnasio, solarium, lavandería”.

Coffice: término empleado en Corea del
Sur para denominar a una cafetería que es usada como oficina por
trabajadores que van a comprar un café. Podría ser traducido como
“coficina”

Gráfico Social: se emplea para
denominar a las redes de contactos que una persona puede tener
gracias a la Web 2.0. Es un término que nació de Facebook, pero que
las empresas de tecnología se lo han apropiado.

Escáner porno: se refiere al escáner
de cuerpo completo empleado en algunos aeropuertos de Estados Unidos.
Cuando una persona es inspeccionada por el aparato, el funcionario
encargado es capaz de revisar a una persona casi desnudo, ya que su
potencia permite ver bajo la ropa, pero sin desnudar completamente.

Inception: traducida al español
significa inicio, principio o comienzo. Tras la película del
mismo nombre, protagonizada por Leonardo di Caprio, comenzó a
utilizarse para denominar a los sueños de las otras personas (en
Chile la película se conoció como “El Origen”).

Si quieres conocer más palabras que
marcaron este año que se nos va, revisa el listado completo en el
artículo de The New York Times.  

Más Noticias

Más Noticias