Pop

"Asteroides y dinosaurios", por Francisco Ortega

­–Sony Music bloqueó los videos de sus artistas en You Tube…–¿En serio?–Sí, estaba buscando el clip de una canción veraniega y no pude bajar el video de “Zoom” de Soda Stereo…­–¿Es de verano “Zoom”…?–El clip al menos lo es, además es Soda…­ –Algunos de tus gustos musicales son…­

Por:  El Dínamo

­–Sony Music bloqueó los videos de sus artistas en You Tube…

–¿En serio?

–Sí, estaba buscando el clip de una canción veraniega y no pude bajar el video de “Zoom” de Soda Stereo…­

–¿Es de verano “Zoom”…?

–El clip al menos lo es, además es Soda…­

–Algunos de tus gustos musicales son…­

–Son eso, mis gustos musicales. La cosa es que se me apareció un copyright o algo así de Sony Music que indicaba que no había autorización para reproducir el tema, odio decir tema, pero bueno… El asunto es que probé con otros artistas del catálogo y cero: Michael Jackson, Pink Floyd, ELO…

–Pink Floyd es EMI.

–En Inglaterra; en este lado del mundo es Capitol y Capitol es Columbia y Columbia es Sony.

–Denso.

–Filo, eso no es el tema sino el bloqueo.

–La ondita.

–No huevón, no es “la ondita”. Son dinosaurios, mentalidad mesozoica para ver las cosas. Triásica, ni siquiera jurásica, porque ese periodo lo salvó Spielberg que es un titán.

–Spielberg…

–No me toques a Spielberg, es más grande que la vida.

–No voy a tocarlo, tranquilo… Hablando de dinosaurios, supiste que a partir del próximo año El Mercurio va a cobrar por sus contenidos. No leo al decano ahora y voy a pagar mañana por hacerlo, jajajajajaja…

–Ahí tienes otro saurópodo, el más grande de este lado del mundo. Un error de la paleontología, desproporcionado, pesado y gordo. Cola rastrera y cabeza pequeña arriba de un cuello eterrrrrrno, porque el cerebro además de no ser más grande que una nuez está lejos de las venas y arterias. Tan fofo y perezoso que debe pasar el día entero metido en un pantano para aligerar su peso, sino no puede moverse.

–Ya, pero no exageremos. Lo de cobrar es una política interna, puede que les resulte, dicen que es el modelo del New York Times.

–Uno: el decano no es el New York Times, dos: al Times no le funcionó, tres: no tengo idea si será ese el modelo que intentan replicar.

–Como sea, El Mercurio tiene una base de lectores fieles que van a pagar hasta por ver avisos con mejores colores… Es lata que cobren, arcaico, pero finalmente, ¿a quién le molesta? A cuatro pelagatos líderes de opinión en redes sociales…

–Si puede ser, pero sabes, no creo que esto tenga que ver con redes sociales sino con la forma de hacer las cosas, sin mirar el mundo que nos rodea, sin comprenderlo; es como cuando un canal de la TV abierta presenta una teleserie o un programa y cree que con tenerlo “tuiteado” o respaldado con videos en YouTube comprende el presente en el cual estamos parados, pensando en 360 grados… ¿Qué cresta es pensar en 360 grados, nuestro cerebro no está capacitado genéticamente para hacerlo en 90 y hablamos de 360? Vivimos en el futuro, la tecnología, los clicks van más adelantados que la ciencia­ ficción,no es cuestión de estar linkeado para “ir al porvenir”, eso es técnica, matemática, propiedad conmutativa, sumar uno más uno; lo que se necesita es pensar lo que quieres hacer, imaginarlo, escribirlo, pintarlo… Desde un disco a un libro, desde un nuevo medio a un podcast, desde una película a un bar, todo como parte de un nuevo mundo,no sólo una nueva forma de ver al mundo, sino derechamente de construir, levantar los pilares de algo nuevo, una nueva idea. Pero ojo, estas nuevas ideas no tienen por qué ser una nave espacial o un nuevo sistema operativo, sino algo tan simple como… No sé…

–¿Cómo qué?

–Como una bicicleta por ejemplo. Sabes el mal que le hicieron por años Oxford, Cic y Lahsen a este país vendiendo latas y fierros pesados haciéndolos pasar por bicicletas, por eso hay gente que todavía no las redescubre. Repensar la bicicleta es una nueva idea, en serio, no es gratuito, porque desde ahí estas repensando todo, desde la salud hasta el medio ambiente, desde el medio ambiente a la ciudad. Y de ahí el resto del dominó: repensar la política, tu vida, el rol de la clase media… qué sé yo, repensar el cine, repensar el periodismo…

–Como escribir una columna en diálogo.

–Por ejemplo, aunque no tiene nada de nuevo.

–Tienes un problema Ortega…

–Problemas tienen los pobres, uno con cueva tiene una inquietud, una dificultad…

–¿Y eso?

–Una frase que le escuché a una amiga el otro día y la encontré tan buena que estaba buscando la excusa para reproducirla, como la anterior línea del diálogo.

–Entonces tienes una inquietud.

–Todo el rato, en mi pega por ejemplo. Trabajo haciendo libros, eso es lo que hacemos y lo que el equipo que trabaja conmigo entiende por hacer. Y bien, funciona, nadie se queja, pero sabes, siento que nadie esta comprendiendo hacia donde va la marea, o quizás no quiere hacerlo, después de todo lo cómodo, es eso, cómodo. Un libro, un objeto artístico es una experiencia, es felicidad, es Coca Cola, hay que aspirar a eso, por frívolo que suene, para no sé, reencantar lectores, dignificar la pega de un escritor, que es pega no arte… Finalmente cambiar las cosas.

–¿Quieres cambiar las cosas?

–Desde mi vereda sí, quién no quiere cambiar las cosas está muerto, o debería estarlo.

–Estamos mal, perdidos.

–No, sólo quedan algunos dinosaurios que hay que extinguir. Soñar, idear que tras estos hay ganas de hacer mejores cosas. Recuperar lo utópico huevón y desde ahí reformatear lo realista.

–Matemos dinosaurios.

–Tranquilos, siempre hay asteroides dando vueltas, orbitando en elípticas cada vez más cerradas. Hace 65 millones de años uno del porte de Manhattan se estrelló en Yucatán y mandó a los saurópodos a mejor vida, los ratones que quedaron aprendieron a caminar en dos patas y el resto de la historia ya lo sabes. ¿Y sabes cuál es la mejor parte?

–La obertura de 2001, “Así hablo Zaratustra” de Strauss…

–Boludo.

–Ni idea, entonces.

–Que ahora no necesitamos un asteroide tan grande, de hecho con uno del porte de mi mano basta.

–¿Tu mano?

–Y la tuya, la del tipo que está en la otra mesa, la del caballero que acaba de entrar, la de esa chica linda que está sentada con un idiota que no se la merece.

–Las chicas lindas siempre están con chicos que no se las merecen.

–Así con los dinosaurios…
–Y los asteroides, eso es lo que importa…

  Francisco Ortega es periodista, escritor y guionista. Trabaja de editor de no ficción, asesor de contenidos, colaborador de revistas como Rolling Stone y VIVE y guionista para varias productoras y canales. Es autor de dos novelas y cuentos seleccionadas en diversas antologías. Acaba de publicar el “libro colectivo” CHIL3 y para el 2011 anuncia dos novelas gráficas. Existe en blogger como www.fortegaverso.cl.

Más Noticias

Más Noticias