Publipost

5 cosas que puedes hacer para que tus jeans se vean como nuevos

En este artículo te compartimos algunos consejos para que tus jeans se vean impecables, como por ejemplo lavarlos con menos frecuencia y hacerlo al revés.

Lavar con menos frecuencia es un consejo útil para minimizar la cantidad de microfibras que libera nuestra ropa. Pexels
Lavar con menos frecuencia es un consejo útil para minimizar la cantidad de microfibras que libera nuestra ropa. Pexels

Si en algo se parecen las mejores amistades a los jeans es que siempre están con nosotras y nos acompañan por mucho tiempo.

Esta prenda de vestir, también conocida como vaqueros o pantalones de mezclilla, forma parte de los indispensables de nuestro ropero, ya que es resistente y muy cómoda para lucirla en diversas situaciones. 

Aunque los jeans son bastante resistentes, no debemos descuidar el ítem preservación para que se vean siempre como nuevos. Es por eso que en este artículo te damos 5 tips para que los conserves en forma impecable.

1. Lávalos con la menor frecuencia posible

Una de las malas costumbres que tenemos con nuestros jeans mujer es echarlos al canasto de la ropa sucia sin pensar cuántas veces los hemos utilizado. 

Estamos de acuerdo que, en ocasiones, el lavado es inevitable porque quizá derramaste accidentalmente algún líquido o comida que generó una mancha difícil de sacar a mano (¡Oh!, cómo te recuerdo salsa de soya del último sushi). 

Ahora bien, si nada de esto te ha ocurrido, evita que visiten la lavadora. De tanto centrifugado van perdiendo su color y textura originales. Lavar con menos frecuencia también es un consejo útil para cambiar los hábitos de lavado y minimizar la cantidad de microfibras que libera nuestra ropa. Recuérdalo bien: hay que lavarlos solo cuando sea necesario. 

2. El truco del congelador

Con cada lavado, tus jeans pueden perder su forma y color. Por eso, una de las soluciones es colocarlos en una bolsa plástica y luego meterlos por unos minutos al congelador. Lo bueno del congelador es que el frío elimina las bacterias y los malos olores, evitando que dañes la tela y su color.

Esto es sumamente beneficioso si, por ejemplo, los pantalones no presentan manchas y solo cuentan con un mal olor producto de la exposición al humo, cocción de alimentos u otros factores. Por supuesto, si presentan manchas rebeldes, el destino irremediable es la lavadora.

3. Mejor poner tus jeans al revés

Antes de su ingreso a la lavadora, toma tus jeans, asegúrate que no haya residuos en sus bolsillos y dalos vuelta para proteger su parte exterior. Ten presente que todo lavado puede ser abrasivo para tus pantalones de mezclilla, así que de esta manera podrás preservar su color para que se mantengan como nuevos. 

4. Lava en frío y con ciclos cortos

Si bien el agua caliente permite que los tejidos queden desinfectados, el color de tus jeans se puede desvanecer e incluso corres el riesgo de que se encojan, lo que trae como consecuencia que hagas peripecias dignas del Cirque du Soleil cada vez que te los pongas y saques.

Por eso prefiere el agua fría. Gracias a la tecnología incorporada, muchas lavadoras cuentan con el programa “coldwash” que mejora el movimiento del tambor y el uso eficiente del agua fría. Por su parte, si lo haces con ciclos cortos, gastarás menos energía y estarás realizando un lavado más amigable con el medioambiente. 

5. Cuelga tus jeans de inmediato

Una vez que la lavadora haga su magia, es necesario que los tiendas inmediatamente. Si no lo haces así, los pantalones pueden arrugarse y cuando se trata de jeans, las arrugas demoran en desaparecer. Además, tanto el algodón como las fibras elásticas pueden adquirir un mal olor. 

¿Qué te parecieron estos consejos? Esperamos que los pongas en práctica para que luzcas tus jeans mujer por mucho tiempo más. 
 

Más Noticias

Más Noticias