Tech

El Nintendo 3DS puede servir como doctor casero para los niños

Los oftalmólogos estadounidenses consideran que la consola de videojuegos tridimensionales de Nintendo puede resultar útil para detectar problemas de vista en los pequeños, pese a que los fabricantes advirtieron que no lo usen los niñ

Por: 

Los oftalmólogos estadounidenses consideran que la consola de
videojuegos tridimensionales de Nintendo puede resultar útil para detectar problemas de vista en los pequeños, pese
a que los fabricantes advirtieron que no lo usen los niños menores de
seis años, bajo el riesgo de dañar su vista inmadura.

>

Por el contrario, dicen
los expertos, es buena idea que los pequeños prueben la pantalla
tridimensional, en especial si tienen menos de seis años. No sólo no
los perjudica, según dicen, sino que podría permitir detectar trastornos de la vista que deben ser descubiertos a tiempo para ser tratados.


El nuevo dispositivo portátil ya está disponible en Japón y saldrá a la venta en Estados Unidos el 27 de marzo en 250 dólares.
Tiene dos pantallas: la superior puede mostrar imágenes
tridimensionales sin la necesidad de gafas especiales, aunque solamente
los juegos nuevos vendrán en 3D. Incluye un par de cámaras que pueden
usarse para tomar fotos tridimensionales.

Si un pequeño no ve el efecto
tridimensional, es un indicio de que podría tener un trastorno de la
visión como ambliopía, u ‘ojo perezoso’,
o problemas más sutiles que pueden dificultar la lectura, dijo Duenas.
Los niños que experimentan mareo o incomodidad también deberían ser
revisados, agregó.

Los sistemas tridimensionales actuales envían imágenes
diferentes al ojo derecho y al ojo izquierdo, una técnica que crea la ilusión de profundidad.
Pero faltan otras pistas que los seres humanos usan para percibir la
profundidad, lo que confunde los ojos y les provoca irritación, así como
las jaquecas que muchas personas experimentan al ver películas
tridimensionales.

A causa de eso, dicen los optometristas, estos sistemas pueden
ayudar a identificar problemas que tienen que ver con el modo en que se
mueven los ojos, problemas que no son captados por las gráficas optométricas.


Estos problemas son
mucho más fáciles de corregir si se detectan antes de los seis años de edad, cuando el sistema visual prácticamente se ha desarrollado.

Vía Nintendo 3DS, ‘doctor casero’ para niños en CNN Expansión

Más Noticias

Más Noticias