Tech

El lucrativo negocio de Time Warner con la máscara de Anonymous

La máscara de Guy Fawkes, que se popularizó gracias a 'V de Vendetta' y que desde hoy se asocia con el grupo de hackers, deja cifras millonarias con su venta, pero ¿a qué bolsillo van estas ganancias? Es Time Warner, filial de Warner Bros, quien el año pasado registró entradas por 28 mil millones de dólares, pues tiene los derechos de la imagen.

Por: 

Anonymous ha sido protagonista de numerosos ataques de ‘hackeo’: el gobierno iraní, la Iglesia de la Cienciología, el Ministerio de Cultura de España o los sitios web de Visa, MasterCard, entre otras muchas.

Y cuando los miembros aparecen en público para protestar contra la censura o la corrupción, lo hacen encubiertos bajo un peculiar distintivo: la máscara de Guy Fawkes, un personaje histórico de la Inglaterra de principios del siglo XVII famoso por planear la llamada ‘Conspiración de la pólvora’, que tenía como objetivo hacer volar el Parlamento británico el 5 de noviembre de 1605.

El símbolo inspiró la creación de la novela ‘V de Vendetta’, pero se hizo más popular cuando se llevó a la pantalla grande. Ahora, es la señal en la que todos piensan tras que Anonymous la hiciera símbolo de su rebeldía.

Sin embargo, ¿quién gana finalmente cuando los habitantes del mundo quieren “ser parte” del grupo de hackers más famoso? Pues los que obtienen las mayores ganancias son es Time Warner.

Esta compañía, una de las más grandes a nivel mundial y que es filial de Warnes Bros, tiene los derechos de la imagen. Así, cada máscara que se vende de forma oficial deposita un pequeño margen, por términos de licencia. Considerando la novela, la película y la popularidad de Anonymous, las entradas financieras aumentan en cifras millonarias.

Según recoge The New York Times, Time Warner ingresó el pasado año más de 28.000 millones de dólares, siendo la venta de la máscara parte de esos ingresos.

Incluso, la máscara de Anonymous se vende más que las de Batman, Harry Potter y Darth Vader, en el portal Amazon.com.

Pero su éxito no se queda en la Red, pues también tiene gran nivel de demanda en las tiendas de disfraces. Por ejemplo, el vicepresidente ejecutivo de disfraces Rubies, Howard Beige, expresa que “Vendemos más de 100.000 de estas máscaras en un año”. Una gran cifra si pensamos que de las máscaras de otras figuras sólo se venden unas 5.000 unidades.

Uno de los enmascarados de una protesta en San Francisco este mes declaró que la máscara “Es un símbolo de lo que significa Anonymous, de la lucha contra los malos gobiernos”.

Más Noticias

Más Noticias