Tech

La genial y fina respuesta de la hija de Farkas a un acosador callejero

Tatiana Farkas, que habitualmente usa su cuenta de Instagram para mostrar su vida soñada, esta vez la usó para dar a conocer una delicada situación que le tocó vivir y su muy elegante forma de enfrentarlo.

Por: 

Tatiana Farkas tiene 17 años y es hija del multimillonario empresario y filántropo Leonardo Farkas.

Últimamente su nombre ha estado sonando en los medios, incluso la probablemente-futura-socialité era uno de los rostros que los productores de “Bailando” de Canal 13 querían para el estelar de danza y beneficencia. Pero al final no resultó.

Tatiana, que tiene una fuerte presencia a través de Instagram, donde sin quererlo, sólo porque así es su vida, posando junto a su avión privado, recorriendo despreocupada el planeta, debe hacer hervir de envidia a las fashion bloggers locales. Pero su última publicación no tenía que ver con moda ni nada de eso. Sino que abordaba un tema mucho más serio.

Se trata del acoso callejero. En su más reciente posteo, la joven compartió una experiencia que le ocurrió “el otro día”. Tatiana caminaba por una calle indeterminada de un país indeterminado. Entonces un hombre se le acercó y le dijo que no debería usar la falda tan corta. Ella preguntó que por qué. “Por que los hombres se pueden hacer una idea equivocada”. La chica preguntó otra vez que por qué. “Porque así se visten las mujeres que se la andan buscando.

Tatiana solamente frunció el ceño y se fue, cuenta en su Instagram, en donde también dejó un mensaje: “Por el bien de las futuras generaciones mantengamos nuestras pensamientos (y bocas) para nosotros mismos a menos que sea una situación íntima y consentida. Gracias”.

I was walking down the street the other day and a man comes up to me and tells me, “youre skirt is too short.” And i ask him why. He said people are going to get the wrong idea.” I ask him why he thought my skirt being small was the giving of the “wrong idea.” He said “because thats how girls who “ask for it” wear there clothes.” I scowled and walked away. This is a common example of how people oversexualize the human anatomy, just because my tank tops a little low im asking for it. So for the sake of our generations future…keep youre mouth and thoughts unaffectionate unless its a concentual intimate situation. Thank you.

Un vídeo publicado por Tatiana Farkas (@tatifarkas) el

Más Noticias

Más Noticias