Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Elecciones en Colombia: los desafíos de Santos según Transparencia Internacional

"La gobernabilidad la va a tener que reconstruir a partir de un panorama político distinto", aseguró el organismo tras la reelección del presidente.


Mundo

16 de junio, 2014

Autor:

Santos

La organización no gubernamental Transparencia Internacional (TI) cree que el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, tendrá que reconstruir la gobernabilidad a partir de un panorama político distinto al de hace cuatro años, tras ser reelegido en los comicios del domingo.

“La gobernabilidad la va a tener que reconstruir a partir de un panorama político distinto”, dijo a Efe la responsable de TI para Colombia, Elizabeth Ungar.

Ungar subrayó que parte de la reelección de Santos se debe a un voto de opinión de centro izquierda, sobre todo en Bogotá.

La reelección de Santos fue, a su juicio, en buena parte un voto de confianza a las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, que estuvieron en el centro de la campaña electoral.

“La campaña giró en torno al tema de la paz y eso generó una gran polarización en el país, que seguramente va a continuar, y que sacó a flote una polarización ideológica y política”, dijo Ungar.

De un lado, hay una “extrema derecha” que nunca había estado tan estructurada en Colombia y que, según Ungar, está aglutinada, no tanto en torno al candidato derrotado Oscar Iván Zuluaga, como en torno al expresidente Álvaro Uribe.

Frente a esa extrema derecha hay otro sector, que apoyó a Santos, y que se mueve entre la izquierda moderada y el centro.

Santos, en su nuevo mandato, se encontrará ahora con una oposición de derecha fuerte en el Congreso de la República, ante la que podrá buscar alianzas con sectores de la izquierda y con algunos sectores del Partido Conservador.

Para TI, la reelección de Santos es algo positivo, tanto por el asunto de la paz como por el hecho de que durante su mandato ha habido progresos en la lucha contra la corrupción y también un diálogo abierto con las organizaciones de la sociedad civil.

Comenta esta noticia