Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Hermógenes Pérez de Arce le carga la Bip! a José Piñera y defiende sus “grandes obras”

Según Pérez de Arce, es una "suerte que Piñera haya vuelto porque el país está en etapa de demolición" y explicó los tres pilares fundamentales del trabajo que hizo durante la dictadura.


Redes

3 de agosto, 2016

Autor:

Hermógenes Pérez de Arce

Faltaba su opinión como el máximo defensor de los “logros” de la dictadura cívico militar de nuestro país y esta mañana lo hizo. El conocido abogado Hermógenes Pérez de Arce salió en defensa del economista José Piñera por su rol en la creación del sistema de AFP, en la minería y en el trabajo.

En una columna publicada en BíoBíoTV, el también periodista explicó a su modo las tres grandes obras que dejó instaladas “el Piñera bueno” -marcando la distancia con su hermano, el ex presidente Sebastián Piñera- antes de dejar nuestros país para radicarse en la casa matriz del modelo que instaló.

Según Pérez de Arce, es una “suerte que Piñera haya vuelto porque el país está en etapa de demolición” y explicó los tres pilares fundamentales del trabajo que hizo durante la dictadura.

Acá algunas de la explicación de su defensa:

-“La primera consistió en transformar el sistema previsional, de un lastre que era, con derroches millonarios y causa principal del déficit fiscal, en un pilar del desarrollo, que nos puso a la cabeza de América Latina. Las cotizaciones previsionales, que antes dilapidaban los caciques políticos, fueron puestas en cuentas individuales de los trabajadores y fueron puestas al servicio de la producción y el crecimiento. Los más pobres que tenían pensiones miserables, pasaron a tener las mejores y a ser dueños de sus fondos de jubilación, cosas que incluso pocos saben hoy y de una parte importante del capital productivo del país”.

-“La segunda obra importante de José Piñera representó otra transformación fundamental. Los particulares no invertían en la minería porque la Constitución, equivocadamente a mi juicio, había reservado su propiedad al Estado, que no tenía recursos para invertir. Piñera, el bueno, como ministro de Minería convenció a la Junta de Gobierno y al país de la necesidad de crear un equivalente a la propiedad privada en la minería y discurrió derecho real de concesión minera, que fue consagrado y rige hasta hoy. Tan sólido como el derecho de dominio. Entonces confluyeron inversiones de nacionales y extranjeros y el auge minero fue otro de los factores que pusieron a Chile a la cabeza del desarrollo latinoamericano”.

-“Y la tercera gran obra de José Piñera fue el plan laboral, que modernizó las relaciones entre capital y trabajo. Y permitió no solo un periodo con muy pocas huelgas, sino que un incremento en el empleo, que al final del gobierno militar había hecho bajar la cesantía a poco más del 5%, según cifras del Banco Central, tras haberse elevado tres o cuatro veces más durante la anterior legislación dictada por regímenes populistas y demagógicos. Así, Piñera, el bueno, se ganó un lugar en la historia. Cuando ésta sea escrita con verdad, para lo cual falta mucho tiempo en Chile, la historia lo erigirá en uno de los artífices del éxito que permitió al gobierno militar dejar el poder con el lema ‘Misión cumplida'”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia