El "fuego amigo" de Labbé que desató la molestia de La Moneda

La furibunda reacción del alcalde de Providencia frente a las tomas del Liceo Lastarria y el Carmela Carvajal dejó en una incómoda situación al gobierno que espera llegar a un pronto acuerdo con la Confech. De ahí que ayer la UDI debió dar las explicaciones del caso frente al Presidente Sebastián Piñera.

El "fuego amigo" de Labbé que desató la molestia de La Moneda

“Que durante todo este tiempo no se haya desalojado ningún colegio, es la prueba de que el gobierno no está de acuerdo con ese tipo de medidas”, aseguró ayer una alta fuente en La Moneda para graficar que la decisión adoptada por el alcalde UDI de Providencia, Cristián Labbé, de cerrar el año escolar y anunciar que se cerrará la matrícula para los alumnos que no residen en Providencia no fue vista con buenos ojos en el Ejecutivo.

Menos, que el jefe comunal haya señalado en el programa Tolerancia Cero de CHV que el ministro de Educación, Felipe Bulnes, sabía de antemano las medidas que adoptaría en los establecimientos que permanecían en toma en la comuna.

De hecho, fue el propio secretario de Estado que a eso de las 10 horas de ayer llegó a palacio para “desmentir categóricamente lo que señaló ayer (domingo) el alcalde Labbé, de que me habría informado del conjunto de decisiones que adoptó el día viernes”.

Pero eso no fue todo, ya que Bulnes indicó que el Ejecutivo le solicitará a la Municipalidad de Providencia que explique, por medio de un oficio, cuál es el fin detrás de las medidas que adoptó en la comuna.

“No me voy a juntar con el alcalde Labbé. Lo que voy a esperar es que él explicité o más bien lo vamos a oficiar para que señale el alcance de las medidas que está adoptando y para juzgar la pertinencia y la legalidad de las mismas”, recalcó el ministro.

La molestia en Palacio

En La Moneda recalcaron que  los dichos y acciones del jefe comunal ponen en riesgo todo el trabajo que el gobierno ha hecho para destrabar el conflicto estudiantil, que ya se extiende por más de cuatro meses.

De ahí que más allá de las palabras de Bulnes -que incluso emplazó al líder del concejo comunal de Providencia a que dijera la hora y el lugar dónde se reunieron-, la molestia en palacio fuera evidente.

Muestra de ello fue que cuando terminó una actividad del Mandatario, donde condecoró con la medalla Bicentenario del Congreso Nacional a ex presidentes del Senado y la Cámara, el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, cruzó raudo a su despacho sin emitir palabra alguna.

Lo que habría molestado al jefe de gabinete, fue la decisión de Labbé de llamar a Carabineros para desalojaran los establecimientos educacionales sin consultarle a él. Cuestión que posibilitó que el supuesto acuerdo que tenía el oficialismo para que los estudiantes volvieran a clases quedara, hasta ahora, en nada.

El respaldo de la UDI

Pero lejos de reconocer que Labbé cometió un error, en la UDI le dieron un espaldarazo. “El alcalde ha sido respaldado por los votantes y en tres oportunidades, en parte muy importante por su preocupación por la educación en la comuna”, afirmó el timonel gremialista Juan Antonio Coloma, antes de entrar a un almuerzo con el Presidente Piñera.

Quienes asistieron al encuentro, señalaron que si bien se analizó lo sucedido en Providencia, el Jefe de Estado se dedicó principalmente a escuchar las explicaciones de los miembros de la mesa del partido. Uno de los que planteó el tema fue el diputado José Antonio Kast, quien le manifestó al Mandatario que compartía la postura adoptada por Labbé.

Tras la cita, el vicepresidente de la UDI, senador Hernán Larraín, le bajó el perfil al caso recalcando que no era necesario “magnificar lo que está ocurriendo en Providencia, porque me parece que es realmente un episodio menor. Es un municipio de 345 que hay en Chile, y ese por lo tanto no es el hecho principal”.