Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Brigadistas nocturnos: el trabajo sucio de las campañas Brigadistas nocturnos: el trabajo sucio de las campañas

Una constante de estas municipales ha sido la violencia desatada entre los comandos, varias de las cuales han terminado con denuncias en tribunales. Sepa cómo operan los brigadistas llamados a destruir propaganda y a cortar rostros de las palomas.

País

Brigadistas nocturnos: el trabajo sucio de las campañas

Por Gabriela Lacoste 20 de Octubre de 2012

Nadie que no sea de Recoleta conoce las propuestas de la candidata de la UDI Sol Letelier ni de su contrincante, el independiente (ex UDI) Gonzalo Cornejo, pero probablemente la contienda en la comuna de la Región Metropolitana es una de las que más atención ha tenido por parte de la prensa. Pero por nada bueno. Recoleta se coronó como un ícono de la violencia de campaña.

La primera denuncia fue cuando el 4 de octubre brigadistas de Cornejo, ex asesor del ministro Pablo  Longueira, fueron captados portando armas. Y la semana pasada el asunto escaló al punto que uno de los brigadista de Letelier fue apuñalado frente a la sede del comando. ¿El resultado? Una denuncia judicial y tiroteo verbal entre ambos candidatos a través de los medios de comunicación.

¿Es esta la elección municipal más violenta? Probablemente no. El episodio de Recoleta y otros que han salido en la prensa en los últimos días en nada difieren de la fiereza de campañas pasadas. Sólo basta recordar el atentado a la sede de la actual diputada Marcela Sabat durante las parlamentarias, que  terminó con denuncia en tribunales y acusaciones públicas al entonces jefe del comando de Rodrigo Alvarez, Rodolfo Carter (hoy candidato a diputado UDI por La Florida).

En ese entonces y ahora, los protagonistas de la crónica roja municipal son los brigadistas. No precisamente los empadronados, cuyos nombres pidió la intendenta Cecilia Pérez a los comandos como una medida para evitar la escalada de violencia.  El trabajo sucio en las campañas lo hacen los “otros brigadistas”. Los que trabajan de noche;  que cobran por cada afiche cortado de los contrincantes;  que si es necesario se van a las manos; tienen sus propias tarifas y para quienes el color político no es un tema.

¿Cómo operan estos otros brigadistas? Pablo (35) es uno de ellos y ha sido reclutado para varias campañas. En conversación con El Dínamo, este  acomodador de autos de la comuna de Las Condes, casado, cuatro hijos y que vive en la zona de Vital Apoquindo con Fleming, asegura que la base del negocio es el corte de rostros de las palomas.

“Desde los 15 años que me las arreglo solo. He hecho de todo para sobrevivir.  En época de campaña política la cosa se ponía buena. Yo no tengo color político, ni siquiera voto, no me interesa. Todos prometen y son puras mentiras”.

Cuenta que comenzó hace unos diez años en este negocio. Un amigo lo llevó al comando de un candidato a alcalde de la UDI porque andaban en busca de gente que ayudara de noche en la campaña.

“Me interesó mucho el trabajo. Me quedaba cerca de la casa y me dijeron que pagaban bien. Nos ofrecieron 10 mil pesos por rostro que cortáramos del candidato opositor. Nos pasaban a buscar en un camión de la campaña y andábamos toda la noche rompiendo carteles y sacando palomas. La pega era bien entretenida”, relata.

Pablo, recuerda que hubo noches en que se ganó hasta cien mi pesos, le pagan en efectivo al terminar el turno.

Me transformé en un experto en cortar caras. Entonces, me ofrecí en el comando del lado. Trabajaba para los dos. Total, a mí me daba lo mismo. Hubo noches en que nos agarramos feo con los que trabajan cuidando la publicidad, pero como somos de la calle nos sabemos cuidar bien. Aunque una noche, en plena Rotonda Atenas quedó la escoba entre los comandos, llegaron los Carabineros y a varios nos  llevaron presos. Estuve tres meses adentro por desordenes en la vía pública. Mi señora fue al comando y trató de hablar con el señor “respetable” que nos contrató, pero se hizo el leso”, detalla.

Después de su experiencia carcelaria, Pablo dice que le tomó un poco de miedo al negocio. Pero no lo descarta del todo. “Me da un poco de miedo, porque uno les hace la pega y luego se hacen los lesos, pero la plata es muy motivante”.

 

Campañas “todo vale”

En varias comunas de la capital y en regiones se han registrado hechos violentos entre brigadistas de los distintos candidatos. Este es un botón de muestra:

 Recoleta

 El 4 de octubre, brigadistas del comando de Gonzalo Cornejo, fueron vistos portando armas de fuego. El candidato inculpado, en conversación con El Dínamo dice que son hechos inaceptables. “Los dos involucrados declararon en forma voluntaria ante la Fiscalía reconociendo su error y aclarando que las armas eran a fogueo y que las portaban para defenderse durante la noche”, dijo .

Advirtió que “los brigadistas dejaron de trabajar en el comando junto al jefe del comando. El nuevo encargado de la campaña es Roberto Vergara, un ingeniero comercial que trabaja en La Florida y que se encuentra en mi comando sin goce de sueldo. Desde ahora, el trabajo publicitario no se hará de noche y los brigadistas andarán uniformados y con credencial”.

Sin embargo, después del incidente la candidata UDI denunció que uno de sus brigadistas fue apuñalado.

 

 

Estación Central

Según integrantes del comando del PC Camilo Ballesteros, la tarde del 1 de octubre, un grupo de voluntarios pasó a cargar bencina en la calle 5 de abril con Las Rejas, cuando desconocidos les lanzaron piedras, hiriendo a Sebastián Rodríguez Díaz, uno de los brigadistas del candidato PC. Karol Cariola, secretaria general de las Juventudes Comunistas afirmó que brigadistas fueron atacados por delincuentes contratados por el candidato de la UDI en Estación Central, Rodrigo Delgado, hecho que no se ha podido verificar.

Por el otro lado, Jorge Navarrete, voluntario del comando del jefe comunal gremialista, acusó ser víctima de un violento ataque con amenazas de muerte por parte de brigadistas que trabajan para Ballesteros. Dijo que “nosotros sacamos el material de Ballesteros y lo íbamos a entregar en su comando. Fuimos detenidos violentamente por una decena de sus brigadistas. Me golpearon, me amenazaron de muerte y me quitaron las llaves del vehículo. Incluso un furgón sin patente se interpuso para amedrentarnos”.

Ñuñoa

Maya Fernández Allende, candidata a concejal por la comuna de Ñuñoa, en conversación con El Dínamo comenta: “esto de la campaña sucia me tiene bastante aburrida.  No alcanzo a instalar una paloma y me la sacan o me cortan la cara en dos segundos. Un vecino me acaba de mandar una foto en donde sale un camión municipal sacando mis palomas.  Me parece inconcebible, no se puede vivir la democracia de esta forma.  En la noche no ha pasado nada porque no tengo brigadistas nocturnos, entonces no ha habido enfrentamientos de ningún tipo, pero con lo que me pasa en el día me basta y sobra”, concluyó.

 

Viña del Mar

El lunes 8 de octubre, el candidato por la alcaldía de Viña del Mar, René Lues (DC) estampó una denuncia por destrucción de propaganda política y aseguró que sospecha que otros comandos cancelan entre mil y 10 mil pesos por cada una de sus pancartas destruidas. Agregó que le llamaba la atención que la publicidad de Virginia Reginato no haya sufrido ningún daño en estas semanas de campaña. Hace dos semanas, a golpes se enfrentaron adherentes de los comandos de los candidatos UDI Mafalda Reginato, Macarena Urenda y Jaime Varas, los que terminaron con lesionados y carteles destrozados, además de gigantografías rajadas.

El incidente más violento ocurrió frente al Hotel O’Higgins donde 20 personas se enfrentaron a golpes por la “reserva” de los espacios denominados “palomas”. Según el concejal Víctor Andaur del PC indicó a mercuriovalpo.cl que “la pelea comenzó cuando llegó un camión con brigadistas de la candidata Mafalda Reginato, puesto que ya se encontraban en el lugar colaboradores de Urenda y Varas”.

 

 

 

La guerra de los barristas

Curiosamente la Ley Estadio Seguro tuvo un efecto concreto en esta campaña municipal. El proyecto de ley  que  prohibió el ingreso de instrumentos musicales y lienzos a los estadios, derivó en el Movimiento Hinchadas Chilenas, que a través de las redes sociales busca organizar a las barras para sacar de las calles la propaganda política. “Ojo por ojo, lienzo por lienzo”, es la consigna.

/Chillán

Uno de los coordinadores del movimiento e integrante de la barra de Everton, Cristopher Barrales, aseguró a El Dínamo que la cruzada tiene un sentido de justicia ciudadana y que están organizados desde Arica Punta Arenas.

“No nos dejan entrar lienzos e instrumentos a los partidos de fútbol. y ¿ellos pueden poner carteles porque son políticos? ¿En sus campañas no hay violencia? Es así como nació nuestra campaña “Ojo por Ojo, Lienzo por Lienzo”, dice Barrales.

/Maipú

Y agrega: “En Viña se desató una pelea campal cuando se iniciaron las campañas, fuimos nosotros porque a través de la red se motivó a la hinchada de Everton. Al que traía más carteles se le daba un premio. Luego de los resultados de nuestra campaña es que varios ministros, diputados, senadores y alcaldes se han comunicado con nosotros diciendo que van a considerar nuestras peticiones”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día