Certezas

El desafío es volver a llevar la verdadera dignidad humana al centro y sobre ese pilar construir las estructuras sociales alternativas que necesitamos.

Compartir

Albert Camus anticipaba un problema al señalar que “un hombre sin ética es una bestia salvaje soltada en el mundo”. Al derrocar todos los absolutos y hacer desaparecer toda certeza, nos vemos envuelto en un clima de inestabilidad constante; una sociedad líquida, donde las ideologías capturan el concepto de persona desde el individualismo o colectivismo, entendido bajo parámetros de conveniencia para alcanzar sus propios objetivos.

Alejandro Llano nos advertía; “El que sabe lo que es el hombre, sabe por qué se le debe tratar como un intocable. En cambio, el que lo considera como un fragmento del cosmos o un simple factor sociológico, siempre acabará por comportarse de modo humanamente retrógrado y terminará por volver a la más primitiva barbarie”.

El desafío es volver a llevar la verdadera dignidad humana al centro y sobre ese pilar construir las estructuras sociales alternativas que necesitamos. La belleza debe recuperar su papel dentro del universo, el bien debe reinar en la vida familiar y laboral y la verdad debe hacerse presente nuevamente en cada uno de nosotros.

Daniel Manchileo,

director de Proyectos Empleabilidad y Egresados USS

En esta nota