Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Con la “Gran Misa” de Mozart termina marcha blanca del Centro de las Artes 660

Bajo la dirección de Doron Salomon, la Orquesta Sinfónica de Chile y el Coro Sinfónico de la Universidad de Chile, revivirán una de las grandes obras sacras de todos los tiempos


POP

2 de julio, 2014

Autor:

foto archivo / uchile.cl foto archivo / uchile.cl

Con la interpretación de la Gran Misa para solistas, coro y orquesta de Wolfgang Amadeus Mozart, la Orquesta Sinfónica de Chile y el Coro Sinfónico de la Universidad de Chile que dirige Juan Pablo Villarroel culminan el viernes 4 y sábado 5 de julio, a las 20.00 hrs., las presentaciones de marcha blanca en el nuevo Centro de las Artes 660 de la Fundación CorpArtes. Dirigido por Doron Salomon de Israel, este concierto, al igual que los anteriores, se realizará en beneficio del fondo de instrumentos de la Orquesta Sinfónica.

Los solistas que participarán en esta versión serán: Claudia Pereira (soprano primera); Carolina García-Valentín (soprano segunda); Felipe Catalán (tenor) y Patricio Sabaté (barítono).

El Maestro Doron Salomon define la Gran Misa como “un viaje psicológico a través de todas las emociones humanas a partir de los pensamientos más íntimos y personales expresados por medio de gigantescas declaraciones musicales con toda la inmensa fuerza que utilizaba Mozart.” En tanto, Juan Pablo Villarroel afirma que “esta es una de las obras más hermosas del repertorio coral. Por esta razón, el coro está feliz de poder hacerla nuevamente ya que está en nuestro repertorio”.

La Gran Misa en Do mayor Kv 427, compuesta siete años antes que la Misa de Réquiem, como la mayor parte de la producción religiosa de Mozart, procede de su etapa en Salzburgo, cuando dependía del arzobispo Colloredo. Después de la ruptura entre ambos, Mozart se abocó a otros géneros. La Misa fue escrita entre 1782 y 1783 en Viena, en una época en que Mozart se dedicó al  estudio de Bach y Handel.

La obra no fue escrita por encargo como otras misas sino por iniciativa del propio compositor en respuesta a una promesa o voto por su reciente matrimonio con Constanze Weber. 

Doron Salomon se refiere a la actitud que debe tener un director al dirigir una obra de Mozart: “Creo que el director debe ser sincero, maduro y honesto acerca de sus sentimientos. La música de Mozart es tan vulnerable, que refleja exactamente, el enfoque del intérprete.”

Dónde: Centro de las Artes 660 / CA 660, Rosario Norte 660, Las Condes, Metro Manquehue.

Adhesiones: $15.000 público general y $12.000 con tarjeta Club La Tercera en boleterías del Teatro Universidad de Chile (Metro Baquedano) o en www.daleticket.cl

Comenta esta noticia