Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Hallazgo de los cadáveres de los tres jóvenes israelíes desaparecidos gatilla amenazas entre Israel y Hamas

"Fueron encontrados a las 17:00 horas local (14:00 GMT). Estaban sepultados bajo un montón rocas" en un área abierta entre Halhul y la localidad de Beit Kahil, afirmó el portavoz, sin revelar el estado en el que se encontraron los cuerpos ni otros detalles.


Mundo

30 de junio, 2014

Autor:

Foto NYT Foto NYT

El Ejército israelí halló hoy cerca de la ciudad palestina de Hebrón los cadáveres de los tres estudiantes de una escuela religiosa desaparecidos el pasado 12 de junio dedo en Cisjordania, de cuyo asesinato el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, acusó al movimiento islamista Hamás.

En un comunicado enviado a los medios poco antes de reunirse con su gabinete de Seguridad, el jefe del Gobierno israelí advirtió que el movimiento islamista “pagará” por lo que ha hecho y dijo que exigirá también responsabilidades a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) por su acuerdo de reconciliación con Hamás.

El movimiento islamista afirmó, por su parte, que hará responsable a Israel de cualquier escalada de violencia y advirtió a Netanyahu de que “abrirá las puertas del infierno” si emprende una guerra contra Gaza.

“Los ocupantes serán plenamente responsables de cualquier futura escalda”, afirmó el portavoz de Hamás en Gaza, Sami Abu Zuhri, quien añadió en alusión a Netanyahu que “si él causa una guerra en Gaza, las puertas del infierno se abrirán para él”.

La noticia que los familiares de Eyal Yifrah, de 19 años, Gilad Shaar de 16, y Naftali Fraenkel, también de 16 y con pasaporte de EEUU, no deseaban escuchar saltó a las redes sociales en torno a media tarde y poco después era confirmada por el portavoz de las Fuerzas Armadas, Peter Lernet.

“Fueron encontrados a las 17:00 horas local (14:00 GMT). Estaban sepultados bajo un montón rocas” en un área abierta entre Halhul y la localidad de Beit Kahil, afirmó el portavoz, sin revelar el estado en el que se encontraron los cuerpos ni otros detalles.

Los tres desaparecieron hace 19 días en un lugar cercano a donde fueron hallados sus cuerpos cuando salían de la escuela religiosa, próxima al bloque de colonias de Gush Etzion, y hacían autostop para regresar a casa.

Según la hipótesis que circulan en los medios de comunicación israelíes, los jóvenes podrían haber sido víctimas de una emboscada y haber perecido tiroteados pocas horas después de haberse subido a un coche cerca de la ciudad de Hebrón.

Casi tres semanas después, unidades de la Brigada de elite Kfir, inscritos en la unidad, Maglan, y voluntarios civiles encontraron los cadáveres en una tumba poco profunda en un área abierta cercana al asentamiento de Telam, donde existen multitud de cuevas naturales y túneles.

Una zona, a medio camino entre de Khirbet Aranava y la aldea de Beit Kahil, plagada de terrazas agrícolas y frondosa vegetación de olivos, vides e higueras, donde los soldados habían centrado sus esfuerzos de búsqueda en los últimos días después de recibir información de los servicios de inteligencia.

Esta misma tarde, y al tiempo que las Fuerzas Armadas reforzaban su presencia aérea y terrestre en la zona, uno de los familiares de uno de los desaparecidos confirmó a Efe que el Ejército ya les había informado el domingo que tenían “una pista seria” sobre su paradero.

Horas más tarde, todo el área de la ciudad de Hebrón, en la que viven cerca de 200.000 palestinos, fue puesta bajo toque de queda, con las carreteras cortadas y cientos de tropas sobre el terreno que buscan a los presuntos autores, Amer Abu Aysha, de 33 años, y Marwan Kawasme, de 29 años.

Los servicios secretos habían centrado sus pesquisas sobre ellos desde que en los primeros días supo que ambos faltaban de su casa desde la misma noche en la que los tres jóvenes desaparecieron en la carretera.

Pero solo la semana pasada reveló su identidad e indicó que ambos son dos activos miembros de la resistencia de Hamás en Cisjordania y que ya habían estado presos en cárceles israelíes.

Esta mañana, el Ejército israelí volvió a registrar sus casas y detuvo a algunos familiares directos en zonas cercanas a Halhul, donde a media tarde estallaron enfrentamientos entre soldados israelíes y grupos de ciudadanos.

Nada más conocerse la noticia, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmud Abás, y del gobierno de unidad nacional convocó una reunión de emergencia del gabinete para analizar la situación.

Desde el primer momento, Netanyahu ha señalado a Abás por su alianza con Hamás y le ha pedido que rompa ese gobierno, una demanda que reiteró hoy.

Bajo intensa presión, Abás condenó días atrás el secuestro, pero siguió adelante con el gabinete, formado el pasado 2 de junio tras siete años de enfrentamiento entre Hamás -asentado en Gaza- y el partido nacionalista Al Fatah.

Nada más conocerse el hallazgo de los cadáveres, la muerte de los tres jóvenes fue condenada por los gobiernos de varios países, entre ellos Francia, el Reino Unido e Italia, y también el Vaticano, que transmitieron sus condolencias a las familias. 

Comenta esta noticia