Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Estudio afirma que tres días de descanso es bueno para la salud y para el planeta

Investigadores de Estados Unidos indican que si se trabajara 4 días a la semana, en vez de 5, disminuiría el consumo de energía así como también la ansiedad en las personas.


Mundo

15 de septiembre, 2016

Autor: El Dínamo

Topless en Parque cultural Ex-Carcel

“Si los países siguieran un modelo de buscar tanto el ocio como los ingresos, en lugar de centrarse casi exclusivamente en los ingresos, se consumiría menos energía y se emitiría menos carbono. Eso es bueno para el planeta, pero en última instancia, debemos disfrutar de la vida como podamos. Eso significa tener tiempo para divertirse, aprender y disfrutar de la compañía de amigos y familia”. 

Con esas palabras, David Rosnick, economista del Centro para la Investigación Económica y Política de EE.UU., explicaba los resultados de su último estudio: que tener un modelo de trabajo de cuatro días a la semana y tres de descanso es beneficioso tanto para la salud como para el planeta, consigna El Mercurio.

Para las personas los efectos positivos se traducirían en sufrir menos ansiedad, siempre y cuando aprendieran a valorar el ocio. Y para la Tierra se vería en la disminución del uso de energía, ya que en el trabajo se consume mucha en la producción, mantención de fábricas, aire acondicionado o calefacción en oficinas, uso de computadores, etc.

Mientras en países europeos la jornada laboral es menor -en Chile dura ocho horas al día- algunos estados de EE.UU. eliminaron un día de trabajo, pero aumentaron las horas.

Silvia Ascencio, psicóloga de la UDP indica: “Si se redujeran las jornadas laborales, sin aumentar las horas de trabajo, habría efectos muy positivo en las personas porque tres días libres son una especie de mini vacaciones que permiten desconectarse, pero que no hacen difícil reengancharse”. 

Una visión similar tiene Jade Ortiz, past president de la Sociedad CHilena de Psicología Clínica, aunque advierte que ello debe venir con un cambio cultural, de valorar el descanso y el sueño. “Mucha gente siente que dormir es perder el tiempo. Entonces, para que este cambio laboral fuera efectivo, necesitaríamos un cambio en la forma como entendemos el éxito”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia