Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Tomás Hirsch: “El PC privilegió el reparto de poder y tener cargos de gobierno”

El ex candidato presidencial del Partido Humanista prepara hoy una candidatura a la Cámara de Diputados por el nuevo mega distrito de Santiago. Esta vez lo hará, eso sí, junto a sus nuevos aliados: el Frente Amplio, el bloque encabezado por Giorgio Jackson y Gabriel Boric.


Nacional

29 de noviembre, 2016

Autor:

Partido Humanista presento a su nueva directiva1982

Por estos días, el llamado Frente Amplio de Izquierda -o el nombre que adopte en el futuro- se encuentra diseñando lo que será un nuevo bloque político que pretende hacerle frente a la Nueva Mayoría y Chile Vamos, terminando con lo que llaman el duopolio. Entre ellos están Revolución Democrática, el Movimiento Autonomista, Nueva Democracia, Convergencia de Izquierdas.

A esas conversaciones también se ha sumado el Partido Humanista, donde el ex candidato presidencial Tomás Hirsch asoma como una de las cartas parlamentarias para el nuevo distrito 10, que comprende Providencia, Ñuñoa, Santiago, Macul, San Joaquín y La Granja.

“Estamos en un muy buen espíritu de conversación, que va a avanzando muy bien para la conformación de un frente amplio o para el nombre que se le dé en su momento”, dice Hirsch en entrevista a El Dínamo. Y agrega: “Esperamos poder concretar esto para avanzar en un proyecto común que tiene que ver con darle a Chile una propuesta de gobernabilidad, programática y una oferta electoral para el año que viene”.

-Usted ya estuvo en una coalición política con la Concertación. ¿Es más cómodo dialogar con este sector?

-El Partido Humanista siempre ha estado buscando la convergencia con otras fuerzas políticas, antes como fundadores de la Concertación y ahora estamos en este intento. Puedo decir que nunca nos hemos sentido tan a gusto en dialogar con otras fuerzas políticas y sociales, en un tono transparente, sin dobleces ni reservas ni nada escondido. Eso, al menos, da mucha esperanza. Acá hay una forma de hacer política muy distinta, en buena parte porque estos grupos vienen de los movimientos estudiantiles, son las nuevas generaciones y nos están mostrando otro modo de construir una coalición.

-¿Qué diferencias observa con la experiencia anterior?

-No hay cosas ocultas, intenciones de hacer largos discursos; van al grano, simples, hay horizontalidad, buscan la incorporación de otros, no hay una competencia por tener más beneficios para su propio sector. Eso hace una gran diferencia.

-¿Ya está definido su nombre para participar en las parlamentarias?

-Dentro del partido sí, pero no dentro del bloque. La intención de todos es que los cargos se definan por vía de primarias, aun cuando eso tenga algunas restricciones legales. La ley dice que sólo un 40% de las candidaturas pueden ser definidas por el proceso de primarias, sorpresas que uno se va encontrando cuando estudia la ley. Es una restricción bastante insólita para dejar espacio a los partidos de designar a dedo un candidato.

El PC y la NM

-Habiendo sido aliado del PC por tanto tiempo, ¿cómo los observas dentro de la Nueva Mayoría?

-Cada partido político, incluyendo al PC, deberá tomar sus definiciones en el escenario en que hoy vivimos, donde un proyecto de transformación estructural es más urgente que nunca. La Concertación o Nueva Mayoría claramente ha mantenido un modelo económico, político y social que no garantiza transformaciones estructurales. Ahí cada uno definirá…

-¿Usted ha tenido conversaciones con el PC para incorporarse al Frente Amplios?

-Ellos saben que estamos muy abiertos al diálogo, a conversar, y el día que ellos quieran contribuir en la construcción de una propuesta alternativa las puertas van a estar abiertas para ese diálogo.

-Hay sectores dentro de la NM que le abren la puerta al PC para que se vayan…

-En la Nueva Mayoría hoy no hay mayoría ni nada nuevo. Hay una pelea de gatos que tiene que ver con cómo mantener el poder y cómo repartirse ese poder de tal modo de obtener los mayores beneficios cada uno de los partidos que lo componen. Eso es lamentable y hoy están pagando el costo de esas fórmulas que buscaron mantener el poder más que a las transformaciones que el país está demandando. Creo que es un poquito injusto que culpen a uno de los partidos por el alto rechazo que tienen.

-Ese reparto de poder que menciona también ha sido beneficioso para el PC. ¿Cree que se acomodaron a ese sistema?

-Yo quisiera creer que el PC tiene un proyecto que va mucho más allá de las cuotas de poder; sin embargo, lo que uno ha visto en el último tiempo es que el PC privilegió el reparto de ese poder y tener más presencia parlamentaria y cargos de gobierno por sobre el mantenerse activo y cercano a las demandas sociales.

Las elecciones que vienen

-A comienzos de año, usted anunció que estaba formando un bloque nuevo: “Alternativa Democrática”, con Vlado Mirósevic, Alejandra Sepúlveda y Antonio Horvath. ¿Por qué construir un bloque con gente que piensa tan distinto a lo que ahora ustedes se acercan?

-Esa coalición tenía fecha de vencimiento, porque tenía como objetivo de levantar una lista para las elecciones municipales. Hubiéramos querido tener una lista unitaria de todas estas fuerzas (del Frente Amplio) para las municipales pero se empezó a conversar muy tarde, con situaciones legales muy adversas, que no lo hicieron posible. Pero cuando estamos pensando en un programa futuro de este bloque, no estamos pensando en Horvath ni tampoco Alejandra Sepúlveda.

-¿Y cómo observa hoy la candidatura de Ricardo Lagos?

-Es un poco patético cuando uno observa ese intento de candidatura de Ricardo Lagos, con esa gigantesca soberbia. Cuesta mucho entender el sentido objetivo que un candidato cuando fue presidente terminó siendo funcional a los intereses económicos, que creó una serie de instrumentos que generaron mayor pobreza, que no está sintonizando con los tiempos, que no ha entendido que las nuevas generaciones aspiran a otra forma de hacer política.

-¿Y la irrupción de Alejandro Guillier, qué le parece?

-En un momento de total pérdida de referencia y en que la Nueva Mayoría se ha quedado sin un proyecto transformador, aparecen nombres y figuras como Alejandro Guillier. La ciudadanía tiene una buena imagen de su época de periodista, pero ¿cuál ha sido su registro como labor parlamentaria? Como senador son muy pocos los proyectos que ha impulsado y en la mayoría lo ha hecho con varios senadores de derecha en el Parlamento. Independiente del nombre que pongan, no hay proyecto político en la NM.

-Ustedes en el pasado se unieron a la candidatura de Marcel Claude. Hoy busca ser candidato nuevamente, aunque ni siquiera llegó a su proclamación la semana pasada. ¿Fue un error haber pactado con él?

-Es curioso por decir lo menos. Nuestra evaluación no fue positiva porque él prefirió una cuestión personal por sobre un proyecto colectivo. Fue un error aunque en su momento lo evaluamos positivamente. El PH se había unido a una candidatura de otras fuerzas del movimiento social y el PH no quiso imponer un nombre para dar una señal de convergencia. Hoy yo aspiraría a un candidato que salga de primarias, que comprenda que su candidatura está al servicio conjunto y que el objetivo más importante es la construcción de una bancada parlamentaria, que sea una opción frente al duopolio. Una candidatura mía como diputado va dentro de eso, como miembro de esa bancada con gente del mundo social.

-Si le piden representar al Frente Amplio en una candidatura presidencial, ¿lo haría?

-Eso lo tenemos que dialogar y definir. Hoy yo estoy enfocado en una candidatura parlamentaria en el distrito 10 y creo que yo que podemos hacer una gran aporte desde el parlamento. Lo mostró en su momento Laura Rodríguez. Si en el camino las cosas cambian y me piden que sea candidato presidencial, bueno… será parte del proceso.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia