Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Animales, apuestas y amenazas: la vida del autor de la balacera en el Monticello Animales, apuestas y amenazas: la vida del autor de la balacera en el Monticello

De profesión médico veterinario, el hombre de 42 años tenía un perfil violento, ludópata y tenía antecedentes de maltrato animal.

Nacional

Animales, apuestas y amenazas: la vida del autor de la balacera en el Monticello

Por 3 de Julio de 2017

Osvaldo Campos Azócar tuvo una participación activa en programas televisivos. Siempre de bajo perfil,  fue parte del equipo de “La ley de la selva” y “Aquí en vivo” de Mega, donde aportaba con sus conocimientos de médico veterinario.

En ese contexto lo conoció Sebastián Jiménez, también conocido como “Lindorfo”. “Me trajo problemas, la gente me llamaba y me alegaba que era amigo mío y que les cobraba mucha plata. Él tenía fotos conmigo y el problema es que decía que era mi amigo. Eso era falso”, dijo Jiménez a La Cuarta.

Jiménez se refirió al veterinario luego de enterarse que Campos era el autor de la balacera en el casino Monticello, dónde mató a dos trabajadores y dejó seis heridos. Luego de estar cinco horas parapetado en el baño del recinto, el hombre de 42 años se quitó la vida.

El veterinario contaba con publicaciones científicas en el ICBM de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile (Revista Biological Research) y se desempeñaba como director clínico de la Veterinaria Maipú.

Según su LinkedIn, había sido presidente de la Agrupación de Médicos Veterinarios del Sector Poniente de Santiago. Sin embargo, al conocer la información el Colegio Médico Veterinario de Chile lo desmintió, explicando que ni siquiera existe dicha agrupación.

Además, la entidad señaló que “fue expulsado del Colegio Médico Veterinario de Chile con fecha 15 de mayo por unanimidad, debido a variadas denuncias éticas en su contra, luego de una investigación interna realizada por el comité de ética de nuestra institución”.

En esa línea, una mujer que trabajó durante cuatro años con Campos Azócar en su clínica veterinaria aseguró en 24 horas haber visto “cómo asesinaba a los animales si es que los clientes no le pagaban (…) Me tenía amenazada, de que si yo hablaba iba a matar a mi hijo”.

Apuestas millonarias

Si bien aún se desconocen los motivos del hombre para disparar en el casino, se reveló que Campos Azócar era un cliente frecuente de Monticello y que en los últimos  días había perdido $18 millones apostando.

Según la fiscal Nayalet Mansilla, el hombre tenía “antecedentes por secuestro y por otros delitos más o menos graves. Tiene una orden vigente también por esos delitos”.

Quienes conocían a Campos, señalaron que hacía poco habían fallecido familiares cercanos, su dos padres y hermano, hechos que lo habían afectado profundamente.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día