Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Trabajo en condiciones de frío: cómo prevenir sus riesgos Trabajo en condiciones de frío: cómo prevenir sus riesgos

La capacitación y el uso de ropa ergonómica, con una capacidad mínima de transpiración y que brinde una adecuada ventilación, son fundamentales para desenvolverse en este tipo de escenarios.

Nacional

Trabajo en condiciones de frío: cómo prevenir sus riesgos

Por 17 de Julio de 2017

Quienes trabajan en condiciones de frío tienen probabilidades de padecer enfermedades asociadas a dicha exposición, las que van desde un simple resfrío hasta patologías más graves como son la hipotermia o el congelamiento. Para prevenir estas dolencias, se requiere que los trabajadores se informen y tomen las precauciones pertinentes.

Lo primero es contar con un trabajador educado frente al tema. Por un lado, debe saber reconocer los síntomas iniciales del congelamiento, y de esta manera, poder revertirlo y ayudar a sus compañeros de ser necesario. Y por otra parte, hay que contemplar las diferencias que hay entre trabajar en un lugar cerrado y en el exterior”, señaló la Dra. Bernardita Cubillos, jefa de Medicina del Trabajo del Hospital del Trabajador ACHS.

Si las actividades laborales se emplazan en una zona de frío, pero en un lugar confinado, las recomendaciones apuntan a contar con una buena temperatura de la mano de algún método de calefacción. De igual forma, el funcionario debe emplear ropa ergonómica, con una capacidad mínima de transpiración y que brinde una adecuada ventilación.

En tanto, si se trata de trabajos que se realizan en el exterior, además del tema de la ropa ya mencionado, se deben considerar otros importantes factores, tales como la temperatura. “Dependiendo del grado de exposición al frío hay que contemplar la presencia de un refugio. Es así como en nuestro Decreto 594, se establece la cantidad de horas que el funcionario puede trabajar frente a una determinada temperatura y cómo se debe ir alternando esto con una estadía en el refugio”, destacó Cubillos.

De acuerdo a lo que plantea dicho decreto sobre condiciones sanitarias y ambientales básicas en los lugares de trabajo, si la persona debe operar en una zona cuya temperatura va desde 0° a -18° no existe un límite de horas de trabajo, siempre que cuente con la ropa adecuada. Mientras que si el rango va desde los -19° a -34° deberá trabajar un máximo de 4 horas, alternando una hora dentro y una hora fuera del área de baja temperatura. Y si se trata de -35° a -57°, el tiempo total de trabajo no puede exceder a una hora, con dos periodos de media hora y con intervalos por lo menos de 4 horas. Y finalmente en condiciones más extremas, donde la temperatura va de -58° a -73°, el tiempo total de trabajo tendrá que ser de 5 minutos durante una jornada de 8 horas.

Actuar rápido

El frío, que es la combinación de la temperatura y la velocidad del aire, puede ocasionar diferentes problemas si ante una situación de emergencia no se actúa de manera rápida, y por lo mismo, resulta tan importante la capacitación previa del trabajador.

La temperatura corporal de una persona debe ser de 37°, ya que si ésta comienza a bajar se presentará lo que se conoce como “estrés por frío”. “Hay que poner atención a síntomas como la vasoconstricción y a las fasciculaciones musculares, que son una especie de ‘tiritones’. Lo primero que se enfría son las extremidades; manos y pies”, agregó la Dra. Cubillos.

Un método para frenar el frío es cambiarse lo más rápido posible la ropa húmeda, idealmente no debería pasar más de media o una hora. También, es relevante mantener libre la nariz y la boca para procurar una respiración adecuada y –por supuesto- llamar a un número de emergencias en caso de ser necesario.

 

 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día