Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Instan a Australia a iniciar proceso de extradición de ex agente de Pinochet

El legislador australiano Telmo Languiller, acusó al gobierno de ese país de ser "de alguna manera cómplice por no darle seguimiento a una causa justa".


País

26 de junio, 2014

Autor:

/ James Cridland - Flickr / James Cridland - Flickr

El legislador del estado australiano de Victoria, Telmo Languiller instó hoy al Ejecutivo de Australia que de inicio al proceso de extradición de la chilena Adriana Rivas, residente en Australia y acusada por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Languiller, de origen uruguayo, presentó este jueves el caso ante el Parlamento de Victoria e instó al fiscal general de Australia, George Brandis, que confirme haber recibido el pedido de Chile “para poder dar procedimiento a la extradición de Adriana Rivas”.

Si bien las autoridades de Camberra no se pronuncian sobre los casos de extradición, el reconocimiento de la correspondencia remitida por la Justicia chilena supone un primer paso para remitir el caso de Rivas al Poder Judicial de Australia para permitirle “que determine el mérito de esta solicitud”, acotó Languiller.

El diputado del opositor Partido Laborista en Victoria criticó en una entrevista con la radio SBS al gobierno de Australia, liderado por la coalición conservadora de Tony Abbott, de “inacción” y de ser “de alguna manera cómplice por no darle seguimiento a una causa justa”.

Rivas fue una agente de la brigada Lautaro, una unidad operativa de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y secretaria de su jefe, Manuel Contreras.

Ella es requerida por la justicia chilena por el secuestro, desaparición y muerte de un líder comunista en 1977, entre otros casos.

Rivas, quien se casó a finales de la década de 1970 y viajó con su marido a Australia, defendió la tortura como una medida “necesaria” para extraer información y “quebrantar a la gente” en una entrevista difundida en septiembre pasado en SBS con motivo del 40 aniversario del golpe militar.

En 2006, Rivas regresó a Chile para asistir al matrimonio de una sobrina y poco después fue detenida por su supuesta implicación en una operación de la DINA contra la dirección clandestina del Partido Comunista en 1976, que se ha llamado “Caso Conferencia”.

Tras unos meses en reclusión, Rivas logró la libertad condicional con la prohibición de salir del país, no obstante, con la ayuda de una amiga logró regresar a Sídney a través de Argentina.

El portavoz nacional de la oposición en asuntos de la Fiscalía, Mark Dreyfus, y varias organizaciones latinoamericanas, entre ellos varios de los exiliados que forman parte de los 25.000 ciudadanos australianos de origen chileno, se han unido en una campaña para pedir la extradición de Rivas para ser procesada en Chile.

Comenta esta noticia