Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Vaticano expulsa dos sacerdotes de Copiapó por abusos sexuales

Según confirmó la Conferencia Episcopal, una investigación canónica determinó que los ahora ex sacerdotes Daniel Aurelio Pauvif Rojas y Casiano Rojas Viera cometieron "actos gravemente contrarios a la santidad sacerdotal".


País

25 de julio, 2014

Autor:

Vaticano

La Congregación para el Clero del Vaticano anunció la expulsión de dos sacerdotes de Copiapó por su participación en casos de abusos sexuales contra menores y adultos.

Según confirmó la Conferencia Episcopal, una investigación canónica determinó que los ahora ex sacerdotes Daniel Aurelio Pauvif Rojas y Casiano Rojas Viera cometieron “actos gravemente contrarios a la santidad sacerdotal”.

En el caso de Pauvif Rojas, las indagatorias se iniciaron en septiembre de 2012, cuando el entonces obispo Gaspar Quintana recibió una serie de denuncias en su contra.

Así, “fruto de esas investigaciones preliminares se determinó, en octubre de 2012, suspender al presbítero Daniel Pauvif Rojas de su ministerio y del encargo pastoral en la Parroquia de Diego de Almagro”.

Tras esto, se llevó a cabo un procedimiento canónico que culminó en 2013 que determinó que “cometió actos gravemente contrarios a la santidad sacerdotal, cometidos con mayores de edad, y actos que han lesionado gravemente la comunión eclesial. Se deja constancia, también, que el mencionado sacerdote tuvo la posibilidad de conocer aquello de lo que se le acusaba y de presentar sus descargos”.

En cuanto a Casiano Rojas, la Santa Sede determinó “de manera definitiva e inapelable su pena de dimisión del ministerio sacerdotal”.

“Las investigaciones seguidas al ahora ex sacerdote se iniciaron a comienzos de 2012 bajo las indicaciones de la Santa Sede para verificar diversas denuncias. En el transcurso de este proceso el inculpado optó por no colaborar con las investigaciones; y, luego, en septiembre de 2012, se le impuso la prohibición de ejercer el ministerio como medida cautelar. Además hay que dejar constancia de que el ex sacerdote Rojas Viera se negó a solicitar formalmente la dispensa pontificia”, agrega la institución.

A esto, la Congregación para el Clero estableció “la comprobación de conductas abusivas con mayores y con un menor de edad, además de otros delitos graves, cometidos por Casiano en el ejercicio de su ministerio”.

“La Iglesia de Atacama, representada por su Obispo diocesano, hace suyo el dolor que ésta y otras situaciones que involucran a sacerdotes, han causado a las víctimas y al Pueblo de Dios. Pide perdón a las personas que han sufrido estos gravísimos daños y, al mismo tiempo, expresa, junto con toda la Iglesia, que no hay lugar en el sacerdocio para quienes cometen abusos”.

Comenta esta noticia