Cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar
Las claves de la compleja crisis que mantiene en vilo al diario español El País Las claves de la compleja crisis que mantiene en vilo al diario español El País

Mientras la empresa PRISA plantea que las pérdidas de los últimos 5 años impiden la mantención del modelo de financiamiento del periódico más leído de España, los trabajadores rechazan los anuncios de despidos y rebajas salariales. "El periódico no está dando pérdidas,ha registrado una disminución de los ingresos", dicen.

Tech

Las claves de la compleja crisis que mantiene en vilo al diario español El País

Por 25 de Octubre de 2012

Fue a principios del mes de octubre cuando el diario español El País anunció el despido del 30% de sus trabajadores en el marco de los llamados expedientes de regulación de empleo (ERE), la formula más barata para echar a un trabajador y que se origina en la reforma laboral impuesta por el gobierno de Mariano Rajoy. A esto se sumó la rebaja del 15% en los sueldos para los trabajadores que se queden y la cancelación de sus suplementos regionales.

Tras semanas de tensión en el anuncio de despido de 149 trabajadores, entre ellos 11 periodistas que trabajaban en la redacción, este jueves los 400 trabajadores agrupados en el Comité de Empresa, optaron por el diálogo y desconvocaron los cinco días de huelga que tenían previstos en octubre como “gesto de buena voluntad”.

Sin embargo, han sido claros al señalar que  la dirección del periódico, “contraviniendo normas elementales del periodismo, se apropia de las páginas del diario para dar exclusivamente su punto de vista”

Previamente los trabajadores de este importantes medio creado hace 36 años y que destaca como el más leído del país, habían pedido la renuncia del director, Javier Moreno. Además reprobaron las acciones de Juan Luis Cebrián, Presidente de El País y máximo ejecutivo del grupo que maneja el periódico, la Promotora de Informaciones, S.A (PRISA).

Consideramos inmoral y contrario a los principios deontológicos recogidos en el libro de estilo que el presidente se embolse millones de euros mientras intenta despedir a 149 compañeros”, dijeron los periodistas, tal como consigna BBC Mundo.

Cebrián, replicó que “no es una cuestión de querer mejorar la rentabilidad. El periódico no puede soportar por más tiempo su actual estructura de costes”.

Como forma de protesta, los periodistas también han realizado paros durante las dos primeras horas de los turnos de mañana y las dos últimas de los turnos de tarde y noche, dejando la sala de redacción vacia. 

Otros han optado por negarse a firmar sus notas. A pesar de que el departamento de recursos humanos les advirtió que eso era un motivo de despido, el sábado 20 de octubre la mitad del diario se imprimió sin firmas.

Poco después del anuncio de las cesantías, al menos 50 comentarios de crítica escritos por lectores y periodistas en la red social de El País, Eskup, fueron borrados por el moderador.

Según se informó, en mayo el periódico se negó a publicar una columna de Eric Gonzáles -quien renunció la semana pasada- que decía: “Cualquier día, en cualquier empresa, van a rebajar el sueldo a los obreros para financiar la ludopatía bursátil de los dueños”.

¿Qué hay detrás de los despidos?

La crisis económica que España atraviesa sin duda explica el drama que viven lo trabajadores de El País. A esto se suma  el complejo escenario que enfrentan a nivel mundial los medios de comunicación en papel: La pérdida de anuncios publicitarios, suscripciones y lectores tras la irrupción de Internet son problemas que resulta casi imposible soslayar.

Paralelamente el informe de los resultados trimestrales de la primera mitad de 2012 publicado en la página web de Prisa -un conglomerado que tiene inversiones en radio, televisión, libros y prensa en España y América Latina- arroja algunas cifras que ilustran las dificultades de la empresa.

Los ingresos netos del grupo en los primeros tres meses de este año fueron un 5,4% menores que en el mismo periodo de 2011.

En radio y televisión los beneficios de Prisa cayeron y en editoriales, subieron levemente. En prensa, los ingresos disminuyeron un 20,7%, y en El País también recibieron el mismo porcentaje de menores ganancias.

Desde que arrancó la crisis económica en España, en 2007, los diarios de Prisa perdieron -según cifras del propio grupo- un 43% de su negocio, que se nutre en gran parte de la publicidad.

Paradójicamente, a pesar de las tendencias a la baja, El País no da pérdidas en este momento. En el primer semestre de 2012, el diario obtuvo ganancias por más de US$1 millón.

 El Comité de Empresa le preguntó a Cebrián “dónde han ido a parar” los US$1.112 millones de beneficios netos que, según ellos, ha recibido el periódico desde 2000.

El Presidente justificó la reducción de personal: “Si no tomamos medidas, el periódico podría entrar en pérdidas este mismo año. Esta reconversión implica una reducción de los efectivos humanos. Es una reconversión dolorosa“.

Una fuente de la directiva de El País que dijo hablar como vocero de la compañía, aunque no quiso ser identificado, señaló  que los recortes “son para asegurar la viabilidad del periódico en el futuro”.

En declaraciones al diario catalán La Vanguardia, el director del El País, Javier Moreno, descartó de plano la posibilidad de renunciar. “La dirección es mi tarea. Y no tengo planeado retirarme tan pronto”, dijo en una entrevista que publica hoy el diario alemán “Frankfurter Allgemeine Zeitung”. “Puedo asegurar que los rumores sobre mi pronta destitución son falsos”, agregó.

“Los anuncios caen, los ingresos bajan, la tirada se encoge. Con los ingresos actuales no podemos mantener los costes. La crisis económica en España agravó aun más el problema. Puedo ponerlo en cifras: en los últimos cinco años ingresamos 200 millones de euros menos que en los cinco años anteriores“, justificó Moreno.

El trabajador, que pidió que no se revelara su nombre, comentó que “después de que anunciaron los despidos, nosotros analizamos los datos y nos dimos cuenta de que el periódico no está dando pérdidas, sino que ha registrado una disminución de los ingresos, y que por eso no se justifican los despidos”.

Con el mismo tono, el presidente del comité de empresa Manuel González, señaló que “si esto no se mueve, vamos a reclamar tanto individual como colectivamente” y a continuación puntualiza que “podemos demostrar que El País es rentable”.

 

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Comenta este post

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día