Síguenos en Facebook X
El Dínamo

No te diagnostiques con Wikipedia: 9 de cada 10 entradas sobre salud tienen errores

Científicos en Estados Unidos compararon las entradas sobre afecciones como enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón, depresión y diabetes con investigaciones médicas que pasaron una revisión por pares.


Redes

28 de mayo, 2014

Autor:

/ cromo.com.uy / cromo.com.uy

Tus miedos más profundos eran ciertos: un estudio alertó que la enciclopedia online Wikipedia debe ser consultada con precaución, porque tiene errores en nueve de cada diez entradas de salud.

Científicos en Estados Unidos compararon las entradas sobre afecciones como enfermedades cardiovasculares, cáncer de pulmón, depresión y diabetes con investigaciones médicas que pasaron una revisión por pares, informa 24 horas.

Así fue como determinaron que la mayoría de los artículos sobre esta área tienen “muchos errores”.

La empresa en el Reino Unido, Wikimedia UK, calificó como “crucial” que las personas que tengan dudas acerca de su salud consulten primero con su médico antes de indagar en el sitio de internet.

La misma entidad explicó que cada publicación puede ser editada por cualquier usuario, pero matizaron que existen muchos voluntarios provenientes “de profesiones de la salud” y que “revisan las entradas para corregir las inexactitudes”.

Eso sí, los investigadores del estudio de la American Osteopathic Association consideran que esta libertad de edición resulta “preocupante”, sobre todo por la popularidad que goza el sitio entre los pacientes. De hecho, Wikipedia está en el sexto lugar de los sitios más populares de internet, según Alexa.com, empresa dedicada al análisis estadísticos sobre internet.

De todos modos, la enciclopedia aclara que no se debe reemplazar la consulta al especialista por la información del sitio web.

El autor principal del estudio, Robert Hasty, doctor de la escuela de medicina osteopática de Carolina del Norte, dijo que “si bien Wikipedia es una herramienta conveniente para realizar una investigación, desde el punto de vista de la salud pública los pacientes no deberían usarla como fuente primaria debido a que esos artículos no pasan por el mismo proceso de revisión por pares que los que se publican en las revistas médicas”.

Hasty agregó que la “mejor fuente” para las personas que están preocupadas por su salud es el doctor.

Comenta esta noticia