Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mujer

La carta que le escribió una prostituta a la esposa de su cliente

A través del seudónimo de April Adams, la trabajadora sexual, entregó sinceras palabras de por qué una persona casada busca acostarse con ella.

La carta que le escribió una prostituta a la esposa de su cliente
Por 21 de Diciembre de 2015

No te conozco pero sé que probablemente tu esposo te engaña con una sexoservidora. Lo sé porque soy una de ellas y los clientes no me faltan“, fueron las palabras con las que comenzó una carta escrita por una mujer con el trabajo más antiguo del mundo y que se la dedicó a la esposa de uno de sus clientes, las que fueron reproducidas por el portal Vice.

A pesar de alabar la relación que tienen ambos, la prostituta le lanzó unas preguntas que quizás podría haber dejado pensando un buen rato a la mujer. “¿Cuándo fue la última vez que tuvieron sexo tres veces en una semana? ¿Cuándo fue la última vez que tu esposo se quejó por eso? ¿No crees que quizá es posible que haya decidido solucionar ese problema sin tu ayuda y por eso acudió a mi?“.

“La buena noticia es que si tu esposo es mi cliente, entonces significa que quiere seguir casado contigo. Está tratando de conseguir un poco de cariño falso de la manera menos problemática posible. Imagínate si en vez de ir conmigo, lo hiciera con tu niñera, tu vecina o tu mejor amiga. Podría seguir, pero creo que ya entendiste mi punto”, añadió.

Sin embargo, April Adams -seudónimo que utilizó para emitir la misiva-, trató de tranquilizarla diciéndole: “Soy una profesional. Soy discreta, aunque hay algo más valioso que mi discreción: mi tiempo, mi atención y mi sexualidad se miden por horas, es decir, cuando el tiempo termina, él es todo tuyo. Y lo más importante: no amo a tu esposo y jamás lo haré. No creo que mi afecto por él sea mayor al afecto que le tengo a mi mesero favorito”.

infidelidafinal

“Los hombres saben que el cariño que les brindo depende del dinero que ellos me dan a cambio. Él no piensa contarte sobre mí, salir corriendo, llegar al hotel donde me hospedo y gemir con ternura mi nombre falso. Estoy fuera de esa vida. Soy una empleada. Por más que le atraiga sexualmente, jamás va a arriesgarse a sentir algo por mí”, escribió.

Aún así, “entiendo que aún así no quieras que se acueste conmigo. Volveré a preguntar: ¿Cuándo fue la última vez que tuvieron sexo tres veces en una semana? No digo que satisfacerlo sea tu deber. Lo que quiero decir es que quizá ya no quieras tener sexo con él tan seguido. Estás ocupada, estresada o simplemente ya no te excita tanto. Lo entiendo, a mí tampoco me excita en lo absoluto“.

“Ése es el punto. Soy el ingrediente secreto en un gran número de matrimonios exitosos, porque cuando acude a mí, los dos tienen la cantidad de sexo que quieren. Incluso podrían llegar a su aniversario número 50, siempre y cuando no revises su celular. De nada”, concluyó.

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día