Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Deportes

Alexis Sánchez jugó los últimos minutos en la caída de Inter ante Sevilla por la final de la Europa League

El delantero chileno no pudo evitar la caída 3-2 de los lombardos ante los españoles, quienes nuevamente levantaron el título continental.

Alexis Sánchez jugó los últimos minutos en la caída de Inter ante Sevilla por la final de la Europa League
Por 21 de Agosto de 2020

Inter de Milán, equipo donde milita el chileno Alexis Sánchez, cayó 3-2 ante Sevilla por la final de la Europa League, la que se disputó este viernes en la ciudad alemana de Colonia.

El delantero nacional ingresó al minuto 88 de encuentro, cuando la escuadra dirigida por Antonio Conte buscaba dar vuelta un partido en donde los españoles ratificaron su favoritismo luego de haber superado a Manchester United.

El subcampeón la Serie A italiana abrió la cuenta a los 5 minutos y desde los 12 pasos mediante Romelu Lukaku, con un zurdazo rasante hacia la derecha del arco defendido por el golero Bono. La pena máxima la cobró el juez de la brega por una clara infracción del central Diego Carlos sobre el “Tanque” belga.

No tardó en responder el Sevilla en esta final. Jesús Navas centró desde la derecha y Luuk De Jong se tiró de cabeza para decretar a los 11’ el empate a un gol.

Pasada la media hora de juego volverían a llegar dos nuevas dianas y con escasa diferencia de tiempo. Esta vez la escuadra española, a los 33’, se pondría en ventaja con un nuevo frentazo de De Jong y tras un lanzamiento libre desde la derecha.

Ciento veinte segundos después devolvería la gentileza el elenco lombardo y de la misma forma que su oponente. Tiro libre al área y allí el uruguayo Diego Godín saltó más alto que todos para estructurar el 2-2.

En un partido de un constante ida y vuelta, pero con el Sevilla con más argumentos a la hora de tener el balón, la escuadra que dirige Julen Lopetegui alcanzó el tanto clave y del desnivel. A los 74’, una chilena de Diego Carlos en el área chica la desvió con mucho infortunio Lukaku cerca del área chica y ello terminó por descolocar al arquero Samir Handanovic.

Tras el tercero de los andaluces, Conte decidió mover las piezas y ordenó tres modificaciones, una de ellas la del chileno Alexis Sánchez por el argentino Lautaro Martínez, de opaco desempeño.

El atacante nacional superó una lesión muscular, sufrida en el duelo de cuartos ante el Bayer Leverkusen, y vio acción en los últimos 13 minutos reglamentarios, sin gravitar sobre el césped del Rhein Energie. Luego del 3-2, el Inter sintió profundamente el golpe y careció de ideas para al menos emparejar el tablero.

El único acercamiento con peligro con el “Niño Maravilla” como protagonista arribó a los 88’. El cuadro lombardo levantó una pelota desde la derecha buscando al tocopillano, pero el envío no fue preciso y el chileno no pudo conectar de cabeza.

De esta forma Alexis vio cómo el Sevilla levantaba por sexta ocasión la Europa League, transformándose así en el máximo ganador de la competencia europea en toda su historia.

Relacionados

Comenta