Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Educación

Así será el inicio de un nuevo año escolar en Europa en plena alza de contagios de COVID-19

Diferentes medidas se aplicarán en el marco de este nuevo año académico, el cual tendrá lugar en medio de rebrotes en países como España y Francia.

Así será el inicio de un nuevo año escolar en Europa en plena alza de contagios de COVID-19
Por 25 de Agosto de 2020

Tras las vacaciones de verano, los casos de coronavirus en Europa se han incrementado, a tal punto de que se teme una segunda ola de la enfermedad. Las cifras de contagiados durante las últimas semanas en España y Francia han ido al alza, pero también en Croacia, Rumania, Luxemburgo, Malta, Italia, Alemania y Bélgica, situación que ocurre en medio del inicio de un nuevo año escolar en Europa.

Ante la importancia de que los niños puedan tener clases presenciales en el marco de este nuevo año escolar y recuperar así los retrasos que pudiesen haber sido provocados por el confinamiento, los países europeos han implementado diferentes estrategias, algunas más estrictas y otras más flexibles.

Las distintas estrategias

El próximo 1 de septiembre comenzará un nuevo año escolar en Francia para todos los niveles, es decir, desde educación preescolar hasta enseñanza media. Pese a que en el país galo tienen las cifras de contagiados más altas desde mayo, con 4.897 casos nuevos durante las últimas 24 horas, se flexibilizarán algunas medidas para el inicio del año escolar.

Una de ellas será el uso de mascarillas, el cual sólo será obligatorio a partir de los 11 años, e incluso tampoco se implementarán medidas en torno a asegurar el distanciamiento físico en la sala de clases o en los recreos. Además, se eliminó la normativa que impedía que se mezclaran diferentes grupos o cursos.

Mientras que en España, donde el nuevo año escolar debería comenzar a finales de la próxima semana al igual que en el resto de Europa, las medidas anunciadas apuntan principalmente al uso de la mascarilla y a disminuir la presencialidad en el caso de los alumnos de enseñanza media.

Si bien los protocolos de las diferentes comunidades autónomas del país se sustentan en el plan sanitario desarrollado por los ministerios de Sanidad y Educación, lo cierto es que habría diferencias significativas en cuanto al nivel de detalle y preparación de cada plan.

“Con elementos distintos, los protocolos sanitarios escolares autónomos se parecen. Pero eso después hay que aplicarlo, y en la gestión sí hay diferencias importantes. Lo que nos traspasan los directores es que se ha avanzado más en lugares como Cantabria, Asturias o la Comunidad Valenciana. En Andalucía y Galicia hay preocupación. Y en Madrid se ha convocado una huelga”, afirmó Vicent Mañes, presidente de la federación de directores de colegios públicos de infantil y primaria, Fedeip.

Además, entre los protocolos establecidos por cada comunidad, muy pocos son los que plantean la cuarentena para todo un curso en caso de que algún alumno tenga resultado positivo en su test, y la mayoría sólo establece ventilar las aulas durante 10 minutos al menos cuatro veces al día. En ninguno de estos protocolos se define reducir la cantidad de alumnos por transporte escolar, aunque el uso de mascarillas es obligatorio a partir de los 6 años.

Por otro lado, en Alemania, donde el año escolar se inició hace algunos días, se continuarán aplicando medidas como el aislamiento de los distintos grupos y cursos, y en ciudades como Berlín y Brandeburgo el uso de mascarillas es obligatorio en espacios como pasillos y laboratorios, pero no en el patio o en la sala de clases.

Sin embargo, en Renania del Norte-Westfalia, por ejemplo, sí es obligación llevar la mascarillas en las aulas y recreos, mientras que en Schleswig Holstein, donde la presencia del COVID-19 ha sido mucho menor, no se está exigiendo el uso de mascarillas al interior de los establecimientos educacionales.

De igual manera, los niños alemanes seguirán ingresando a clases por diferentes accesos y en horarios diferidos, con el fin de evitar aglomeraciones.

Finalmente, en Bélgica, país de Europa que tras haber aumentado el número de casos aplicó mayores restricciones y esta última semana muestra una tendencia a la baja, dará inicio a un nuevo año escolar en septiembre. Para ello, se ha definido el uso obligatorio de mascarillas para los mayores de 12 años y la implementación de una serie de medidas frente a distintos escenarios.

Para hacer más claro y específico este último punto, el gobierno belga desarrolló una especie de semáforo, que atañe a diferentes realidades y, por ende, a distintos protocolos y medidas a implementar. Así, todos los colegios partirán en “color amarillo”, si en una determinada zona aumenta la incidencia del virus, los establecimientos educacionales deberán ‘cambiar de color’ y aplicar las estrategias acorde a su nuevo estatus.

“Es esencial garantizar que nuestros niños puedan volver al colegio con toda la seguridad. Hemos hecho un esfuerzo y debemos seguir, tenemos que mantenernos vigilantes. La situación no es dramática, ni tampoco perfecta”, señaló la primera ministra de Bélgica, Sophie Wilmes.

Relacionados

Comenta