“Guerra de los baños”: Casa Blanca y Carolina del Norte se enfrentan por derechos de transexuales

El Departamento de Justicia presentó una demanda contra el estado y su gobernador por la polémica ley que se promulgó el pasado 23 de marzo que obliga a personas transexuales a utilizar los baños públicos según el sexo que consigna su certificado de nacimiento.

Por
“Guerra de los baños”: Casa Blanca y Carolina del Norte se enfrentan por derechos de transexuales
Compartir

Polémica ha causado la ley que se promulgó el pasado 23 de marzo en el estado de Carolina del Norte que obliga a los transexuales a usar los baños públicos según el sexo indicado en su certificado de nacimiento. Esto ha generado diversas reacciones, como por ejemplo que artistas cancelaran sus shows programados en esa localidad, mientras que empresas como Paypal no abrirán sucursales mientras la ley siga vigente.

Esta vez el escándalo llegó a nivel nacional luego de que el Departamento de Justicia de Estados Unidos presentara este lunes una demanda en contra del estado en cuestión y su gobernador, el republicano Pat McCrory, con el fin de que esta ley no se aplique.

Durante el anuncio, la fiscal general de Estados Unidos, Loretta Lynch, enfatizó que esa polémica ley viola la ley de Derechos Civiles de 1964, la que prohíbe cualquier tipo de discriminación y este caso en particular tiene que ver con “la dignidad y el respeto” hacia todos los seres humanos. Además, lo único que se logra con todo esto es hacer daño a personas “inocentes” y a un colectivo que, a su juicio, ya “ha sufrido más” de lo que le tocaba.

fiscal usa

La acción legal se dio a conocer luego de que el Gobierno le diera un plazo a McCrory para notificar los cambios que iba a efectuar para remediar las violaciones en las que incurre la legislación. Sin embargo, el republicano respondió con una demanda en contra del Gobierno federal por “extralimitarse sin ninguna base y flagrantemente” en sus poderes. “Esto no es solo una cuestión de Carolina del Norte, esto es ahora una cuestión nacional”, enfatizó McCrory.

El gobernador acusó a la administración de Barack Obama de abusar de su poder, dejando a un lado al Congreso, vulnerando la autonomía de los estados y tratando de establecer a nivel nacional políticas sobre quién debe usar los baños en empresas públicas y privadas.

Desde la Casa Blanca, el portavoz Josh Earnest quiso recordarle al republicano que Obama ha sido claro al expresar que, a su juicio, la polémica ley de Carolina del Norte “es incompatible con los valores de equidad, igualdad y justicia” que aprecian los estadounidenses. De hecho, ya la semana pasada le habían advertido a McCrory que de seguir adelante con la medida le restringirán los fondos federales para el estado, impactando directamente en su sistema educativo, que recibió 861 millones de dólares durante este curso escolar. 

Más Mundo

Últimas noticias

Populares

Recomendados