Secciones El Dínamo

Especiales ElDínamo.cl

cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

20 de Octubre de 2022

Reino Unido: primera ministra Liz Truss renuncia tras 44 días de gobierno

La renuncia se produjo pocas horas después de que Suella Braverman, ministra de Interior, renunciara de forma dramática.

Por
Compartir

Este jueves, Liz Truss renunció como líder por Partido Conservador y, por lo tanto, al cargo de primera ministra del Reino Unido, reconociendo lo inevitable después de un turbulento mandato de 44 días en que sus políticas trastocaron los mercados financieros y una rebelión en su partido la dejó sin autoridad. 

“No puedo cumplir con el mandato sobre el cual fui elegida”, dijo la mandataria. “He anunciado al rey mi decisión de dimitir”, añadió en referencia al rey Carlos III, como ordena el protocolo.

Apenas un día antes, Liz Truss había jurado seguir en el cargo, diciendo que “soy una luchadora, no una cobarde”. Pero la ex primera ministra se vio obligada a abandonar varias de sus políticas económicas y perdió el control de la disciplina dentro de su Partido Conservador. Su salida deja el partido dividido y en busca de un nuevo líder que pueda unir a sus grupos rivales.

Noche turbulenta

La votación durante la noche del miércoles con la finalidad de prohibir la extracción de petróleo y gas usando el método de fracking dejó escenas caóticas en el parlamento del Reino Unido. Los legisladores informaron que los asistentes de Liz Truss maltrataron a los diputados para obligarles a votar en contra de la prohibición.

De inicio, la votación se presentó como una moción de confianza en el gobierno de Truss. Un vocero de Downing Street dijo el jueves que los legisladores conservadores que no participaron en la votación del miércoles se enfrentarán a medidas disciplinarias, según el medio PA.

Los problemas se produjeron horas después de que Suella Braverman, ministra de Interior de Truss, renunciara de forma dramática a las seis semanas de haber asumido el cargo y eso representó un ataque contundente al liderazgo de la primera ministra.

“El negocio del gobierno depende de que la gente acepte la responsabilidad de sus errores. Fingir que no hemos cometido errores, seguir adelante como si todo el mundo no viera que los hemos cometido y esperar que las cosas se arreglen por arte de magia no es una política seria”, escribió Braverman en una crítica respecto a los varios cambios de rumbo de Truss en materia de impuestos y gasto público.

Notas relacionadas

Deja tu comentario

Lo más reciente

Más noticias de Mundo