Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Nacional

Cómo la Bip de un alcalde reveló la retención de mil millones de pesos del Transantiago

Estos dineros corresponden a las cerca de 25 millones de tarjetas que no se utilizan, de las 30 millones que se han emitido desde que comenzó a funcionar este sistema. Un proyecto de ley busca terminar con el vencimiento de los dineros cargados.

Cómo la Bip de un alcalde reveló la retención de mil millones de pesos del Transantiago
Por 1 de Julio de 2019

Para ir a una reunión que tenía en el centro de Santiago, hace más de un año, el alcalde Rodrigo Delgado decidió utilizar el Metro para llegar desde su oficina en Estación Central en vez de utilizar el auto que tiene a su disposición.

Delgado buscó en el cajón de su escritorio la tarjeta Bip que guardó alguna vez para usarla en caso de emergencia.

No se acordaba cuánto pero sí recodaba que tenía dinero de la última vez que la cargó. Sin embargo, al acercarla el torniquete del metro para pagar no pudo usarla porque aparecía como bloqueada.

Al preguntar a qué se debía esto, le contestaron que después de un tiempo sin usar las tarjetas se bloquean. La única opción para usarla era volver a cargarla o ir a un Centro Bip para solicitar la devolución del saldo que tenía el plástico.

“Me llamó mucho la atención, me pareció rarísimo en ese momento. O sea, no encontraba la razón técnica, económica o administrativa de por qué esto tenía un vencimiento, si uno está poniendo plata de prepago y la plata no vence, puede bajar de valor, pero no vence”, cuenta el alcalde Delgado a EL DÍNAMO.

Luego de conocer esta situación, recuerda, ofició a Metro, en su calidad de presidente de la Comisión de Transporte de la Asociación de Municipalidades de Chile (Amuch), preguntando si esto era habitual y a cuántas personas les sucedía al año.

“Lamentablemente, nunca tuve respuesta. Eso fue en el 2017. Nunca llegó”, cuenta el alcalde.

La situación vivida por el alcalde no es poco habitual y, tal como le ocurrió a él, los usuarios sólo se enteran de esto una vez que no pueden utilizar sus tarjetas.

Cada año, la red de buses retiene más de $1.200 millones por concepto de Tarjetas Bip caducadas, según cifras entregadas por Transantiago. Estos dineros corresponder a las cerca de 25 millones de tarjetas que no se utilizan, de las 30 millones que se han emitido desde que comenzó a funcionar este sistema.

Esto se explica porque cada persona tiene, por lo general, más de una tarjeta, a las que se suman las de turistas y las TNE (Tarjeta Nacional Estudiantil).

Estos montos constituyen el 0,25% de total de los ingresos del sistema; sin embargo, afectan a la mayor cantidad de la población que utiliza el sistema de transporte público.

Fin a la caducidad

El uso de los dineros cargados en la Tarjeta Bip está regulado por Resolución Exenta N°3107, del Ministerio de Transporte, del 17 de diciembre de 2013.

En ella, se establece que el sistema de pago se realizará a través del almacenamiento de “cuotas de transporte” en el chip de cada tarjeta, las que pueden ser utilizadas para acceder y pagar los servicios de transporte público de pasajeros.

Así, las cuotas de transporte son unidades contables en las que se registra el valor contenido en cada Tarjeta Bip. Cada cuota de transporte equivale a un peso chileno, por lo que el saldo de la Tarjeta Bip se expresa en cuotas de transportes y no en dinero.

En este mismo reglamento se determina que a pesar de que la tarjeta tiene una duración indefinida, las cuotas de transporte almacenadas en ella pierden vigencia, ya sea por suspensión (si ha transcurrido más de un año desde la última carga o uso de la tarjeta) o la caducidad (si han transcurrido más de dos años contados desde la última carga o uso de la tarjeta).

Si la tarjeta está suspendida se puede reactivar realizando una nueva carga. En cambio, si está caducada, las cuotas de transporte no podrán ser transferidas a otras tarjetas o reembolsadas al usuario.

“A mí me parece tremendamente… raro que tengas que pagar para recuperar plata que es tuya, es una cosa que no se entiende”, señala el alcalde de Estación Central al respecto.

Con el objetivo de terminar con esta situación, el diputado Patricio Melero (UDI) presentó un proyecto de ley que busca poner fin a la caducidad de las cuotas de transporte para así reconocer que los fondos para el uso de dichos servicios pertenecen a los usuarios, “resultando impropio que estos puedan ser apropiados por los proveedores de los servicios”.

“A mí me parece que no se pensó en las personas. Los prepagos, por lo menos en telefonía y en transporte los utilizan las personas más humildes, quienes no tienen la posibilidad de tener un auto o de tener otras comodidades. El 55% de los contratos telefónicos en Chile son prepagos y eso da cuenta de personas que no tienen los recursos para tener un plan, por ejemplo. Esto afecta a las personas más humildes del país”, cuestiona el alcalde.

Tarjetas telefónicas de prepago

Una situación similar ocurre con las cargas de celulares mediante el sistema de prepago, y está incluido en el mismo proyecto de ley del diputado Melero.

La diferencia es que en este caso cada compañía establece plazos y procedimientos diferentes para el uso de los dineros.

Delgado señala que con esta modificación legal se busca adelantar posibles problemas que se presenten con nuevas tarjetas de prepago que se incorporen al mercado.

“El prepago se abre a un monto de rubros que si no tienen una regulación clara se pudiese dar que en el futuro tengamos mucha más gente afectada por este tipo de retenciones que a mi juicio son arbitrarias y abusivas”, anticipa el alcalde Delgado.

Relacionados

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día

El Dínamo AM

Mujer Dínamo

ver más Mujer Dínamo

Comenta

Newsletter
El Dínamo AM

Suscríbete y recibe las noticias para comenzar el día