Derecho a la ciudad

Hay que plantearse el desafío como sociedad de hacer ciudades justas, inclusivas y respetuosas, para que todas las personas puedan sentirse seguras y orgullosas de habitar en este país. Y el actual proceso de redacción de la nueva Constitución, es una verdadera oportunidad.

Compartir

Señor director:

¿Sabía usted que la población LGBT+ no puede acceder a vivienda social debido a que no se encuentran reconocidos como una población prioritaria en comparación a la conformación tradicional de familia? Y ¿que la población más afectada son las personas Trans? O, ¿qué ha aumentado en un 106,4% la exclusión de espacios públicos a población LGBT+ sólo por su orientación sexual, expresión e identidad de género entre los años 2019 y 2020 a nivel nacional? O bien ¿que el 93,8% de las mujeres declara haber sufrido acoso callejero en los medios de transporte? Al parecer la forma en que estamos construyendo ciudades y territorios sigue replicando las formas desiguales de poder.

Es importante empezar a reconocer estas realidades y diversidad de vivencias no sólo para fechas emblemáticas como el pasado mes de junio o para el 8 de marzo, sino que plantearse el real desafío como sociedad para hacer ciudades justas, inclusivas y respetuosas, para que todas las personas puedan sentirse seguras y orgullosas de habitar en este país. El actual proceso de redacción de la nueva Constitución, es una verdadera oportunidad para que este tipo de derechos sean reconocidos y nos permita no seguir perpetuando esta profunda desigualdad de trato.

Fernanda Gorrini,

Comisión de Género y Ciudad, Fundación Urbanismo Social