Insultos, amenazas, golpes y robos: el bullying ya es endémico en América Latina

El 51% de los estudiantes de sexto año de educación primaria sufren algún tipo de maltrato verbal o físico por parte de sus compañeros de escuela, según estudio desarrollado por expertos en Educación de la Universidad Alberto Hurtado y de la Universidad Autónoma de Madrid.

Insultos, amenazas, golpes y robos: el bullying ya es endémico en América Latina

La seriedad de las situaciones de violencia entre estudiantes, fenómeno conocido como bullying, queda de manifiesto en un estudio recientemente publicado por profesionales chilenos y españoles, el cual analiza datos del Segundo Estudio Regional Comparativo y Explicativo (SERCE) de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), desarrollado entre 2005 y 2009.

Según se desprende del trabajo, publicado en la Revista CEPAL de la Comisión Económica para América Latina, el 51,1% de los estudiantes de sexto grado de educación primaria de los 16 países latinoamericanos examinados dicen haber sido víctimas de insultos, amenazas, golpes o robos (bullying) por parte de sus compañeros de escuela durante el mes anterior al que se recogieron los datos. La agresión más frecuente fue el robo (39,4%), seguida de la violencia verbal (26,6%) y la violencia física (16,5%).

Pese a que se trata de un problema generalizado en la región, los autores – Marcela Román, del Centro de Investigación y Desarrollo de la Educación CIDE de la Universidad Alberto Hurtado (Chile) y Javier Murillo, de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la UAM (España)– afirman que hay diferencias entre países según distintas categorías de bullying.

En el caso del robo, por ejemplo, mientras que en Colombia más del 54% de los alumnos de sexto grado de primaria dice haberlo sufrido en el último mes, en Cuba lo afirma sólo un 10,55%.

En términos de insultos o amenazas, Argentina es el país que muestra las cifras más altas. Detrás figuran Perú, Costa Rica y Uruguay, donde más del 30% de los alumnos afirman haber sido maltratados verbalmente por algún compañero.

Respecto a la violencia física entre alumnos, cinco países muestran altos niveles: Argentina (23,5%), Ecuador (21,9%), República Dominicana (21,8%), Costa Rica (21,2%) y Nicaragua (21,2%). Cuba nuevamente aparece como el país con el menor porcentaje de niños que señalan haber sido golpeados recientemente por compañeros (solo 4,4%).

En términos generales Chile se ubica en el lugar número 13, en el cuadro de porcentaje de estudiantes que declaran haber sido víctimas de bullying en su escuela, con un 43% .

Cabe destacar que de acuerdo a los tres grandes tipos de situación de hostigamiento o maltrato entre pares  -robo, insultos o amenazas y agresión física- en nuestro país el 32,54% de estudiantes de sexto grado de educación primaria declara haber sido víctima de robo; el 22,43 denunció violencia verbal y el 11.55%, violencia física.

Marcela Román, una de las autoras del trabajo, plantea que la importancia del estudio radica en que es una primera mirada a las consecuencias que tiene el bullying en el desempeño cognitivo de los estudiantes a nivel latinoamericano. En efecto, el estudio constata que los niños y niñas víctimas de bullying logran un desempeño en lectura y matemáticas significativamente inferior al de quienes no sufren este maltrato. Asimismo, en las aulas que registran más casos de violencia física o verbal, los alumnos muestran peores desempeños que en aquellas con menores episodios de maltrato entre pares.

La académica de la UAH, también sostiene que antes de centrar la atención en la sanciones, es necesario profundizar en la reflexión sobre qué es la violencia escolar, cómo es comprendida por los estudiantes y tratar entender cuáles son sus causas. “Claramente un elemento que  alienta este fenómeno es que los sistemas educacionales, a nivel regional, están poniendo el foco en el tema de formación de capital humano, eficiente y competitivo y no en la búsqueda de una formación humanista integral que potencie la tolerancia, la solidaridad y el respeto a la diversidad, entre otros valores”.