Maya Fernández: “No quiero ser la candidata que desapareció porque no ganó”

Desde los errores en el proceso eleccionario hasta una posible nueva candidatura al Parlamento habla la ex concejala por Ñuñoa en esta entrevista, la primera en profundidad tras aceptar la resolución del Tricel que dio como ganador a Pedro Sabat.

Por
Maya Fernández: “No quiero ser la candidata que desapareció porque no ganó”
Compartir

[youtube]http://youtu.be/QOaoEdJCy1Q[/youtube]

La mañana del 29 de noviembre, la todavía candidata a edil por Ñuñoa, Maya Fernández, estaba reunida con parte de su comando cuando le informaron que el fallo que tanto esperaba ya era oficial.

Ese día, el Tribunal Calificador de Elecciones (Tricel), a través de su presidente Patricio Valdés, confirmó que en la elección municipal en Ñuñoa de octubre de este año, el actual alcalde Pedro Sabat había ganado por solo 30 votos de diferencia.

Al conocer la noticia, y tal como lo había planeado, Fernández terminó de redactar un comunicado donde reconoce el fallo del Tricel. El texto fue difundido por correo electrónico y ha sido su única declaración sobre el proceso que puso cuestionó al sistema electoral del país. Hasta ahora.

Desde ese día, y en silencio, la militante del PS y nieta de Salvador Allende ha seguido trabajando en la comuna. Hoy, Fernández es delegada de cuadra de su Junta de Vecinos, cargo que le permite seguir en contacto directo con los ñuñoínos y ayudarlos en temas tan simples como comprar los materiales para un bingo.

“No es que terminó la elección y nos fuimos para la casa, sino que todo lo contrario. Yo no sirvo para quedarme en la casa”, asegura tranquila y con esa entonación que le dio su exilio en Cuba.

En esta entrevista, Maya Fernández rompe su silencio y habla de su fallido arribo a la municipalidad de Ñuñoa, los errores del proceso eleccionario y sobre una posible nueva campaña,  ahora mirando al Parlamento.

¿Cuál es la lectura que haces hoy de tu proceso eleccionario?
A uno desgraciadamente le hubiese gustado el 28 de octubre haber ganado o perdido y no haber entrado en un proceso de tribunales. Esto fue complicado y nuevo, son muy pocas las elecciones que han estado en un proceso así. Y una vez que se ingresó todo en el Tribunal Regional había que llegar a la última instancia. Porque más allá del conteo, en Ñuñoa -y no sé si es solo en Ñuñoa-, existe una diferencia de votos entre alcalde y concejal. Y eso hasta el día de hoy nadie explica las razones. Y a muchos vecinos les gustaría saber qué ocurrió. Y más que como candidata, yo como ciudadana ñuñoína me pregunto qué pasa si existe esta diferencia; algo pasa en este sistema.

En tu elección, finalmente fueron 30 votos los que definieron al alcalde…
Yo lo que supe fue que hubo un conteo público, donde Pedro Sabat quedó 13 votos arriba y al final cuando el TER da el informe final, se suman 17 votos más que no sé de dónde salieron. Tengo entendido que por oficio se revisaron dos mesas que nunca fueron de las que se habló públicamente y ahí se suman esos 17 votos. Y eso tampoco lo entiendo mucho. Si por oficio se hace eso, ¿por qué por oficio no se revisa que haya tanta diferencia entre alcalde y concejales? Tengo muchas interrogantes como ciudadana.

¿Te sientes decepcionada?
No hablo de decepción, porque ya lo logrado en Ñuñoa es muy valioso. Ñuñoa ya cambió, Ñuñoa ya despertó. En ese sentido sigo muy contenta con el trabajo realizado. Y yo creo que todos tenemos la misma interrogante con esa diferencia de votos.

“Mucha gente partió derrotada”

En Ñuñoa, fueron tres los candidatos a alcalde los que postularon como oposición. ¿Existe un mea culpa de no haber ido con un candidato único?
Uno siempre aprende de todo esto. Puedo hablar por mí y yo siempre estuve abierta a las primarias, siempre la consideré como una opción. Entiendo que el partido Igualdad no estaba abierto a las primarias con la Concertación y en el caso del otro candidato, supe que iba como candidato posterior al periodo de primarias. Esto es una lección para todos. Y va más allá de si vamos o no a primarias, porque al final lo que esperan los vecinos es que seamos capaces de trabajar de manera conjunta. Ellos quieren que pongamos los intereses de la comuna sobre los intereses políticos, y yo estoy totalmente de acuerdo con eso.

¿Ese fue el principal bache con que se encontraron en el camino?
Sí, pero más que mea culpa yo lo tomo como una lección. Qué cosas se pudieron hacer. Ahora siempre estuve dispuesta a ir a primarias, junté las firmas, y era bien loco porque iba a la feria juntando firmas para las primarias y los vecinos me decían que contra quién, es que todavía no sé, pero existe la posibilidad. La enseñanza más bien es que nuestras posiciones políticas no pueden estar sobre el trabajo local. Otra enseñanza es la importancia de ir a votar. Muchos vecinos me han dicho Maya , no voté por ti porque pensé que iba a ganar Sabat, y se sentían mal, y yo les decía, no te sientas mal, así es la democracia y el voto voluntario.

Y en campaña, ¿qué otra cosa hubieses hecho distinto?
Nuestra campaña fue muy bonita. Pero siento que en Ñuñoa fue bien difícil, porque no estábamos en las estadísticas de nadie que podíamos ganar. Nunca salíamos en los medios porque nadie se interesaba en nosotros. O la gente me decía ‘qué bien que vayas, pero tú sabes…’, casi como ‘pobre’… Creo que la lata fue esa, que la gente no creyó que de verdad nosotros podíamos ganar esta elección.

¿Crees que fue mucha la gente que partió derrotada?
Sí, la que decía ‘qué bueno, pero tú sabes….’ Y la gente, el equipo, yo misma, le pusimos todo el corazón y la energía, recorrimos la comuna, trabajamos muy bien con los candidatos a concejales y concejalas. En Ñuñoa se dio algo bien bonito que fue el trabajo en conjunto. Yo fui apoyada por la Concertación, también el PC y el PRO. Pero no solo en palabras, sino que todos los candidatos a concejales de estos partidos trabajamos coordinadamente y eso ayudó mucho. Y se sumó mucho vecino y mucho independiente que puede ser muy crítico a la Concertación, a los partidos, pero que pusieron el tema local por sobre eso y eso es muy bonito.

¿Y por qué crees que hubo gente que partió derrotada en estas elecciones?
Porque tal vez no hubo un proceso como en Providencia o porque siempre Sabat ganaba por amplio margen. Además a ver que éramos más candidatos los de oposición hacía más cuesta arriba las posibilidades. Y en ese sentido estoy muy tranquila, porque lo logrado igual es un triunfo. Un triunfo sin alcaldía, pero un triunfo porque la suma es sobre el 50%.

Pero en términos prácticos, es Sabat quien sigue en la municipalidad.
Sí, pero ahí tenemos que unirnos con los otros candidatos y trabajar por la comuna y ver en qué temas somos capaces de trabajar más allá de nuestras diferencias. Por eso no voy a desaparecer de Ñuñoa, yo seguiré trabajando con la gente. No quiero ser la candidata que estuvo en una campaña y desapareció porque no ganó.

¿Crees que hubo un error del PS por no impugnar la mesa 3?
Podemos debatir mucho sobre si hubo un error, pero esto también es una experiencia. Son pocas las elecciones que llegan a estas instancias. Uno se prepara para hacer una campaña, no para estar en tribunales. Es toda una experiencia. Sí, puede ser que algunas cosas podríamos haberlas hecho distintas, pero creo que hay que seguir mirando hacia adelante. Ya pasó.

No hubo rostros políticos de la Concertación en tu campaña. ¿Tú crees que intentaron subirse al carro de la victoria cuando aparecías como vencedora?
De repente hay cosas que se cuestionan más los medios que uno mismo. Nosotros hicimos una campaña por Ñuñoa, por lo que los rostros más importantes eran de los ñuñoínas y ñuñoínos. Daba lo mismo si venía alguien y no por eso uno estaba molesto, todo lo contrario. Pero sí hubo un apoyo permanente de la senadora Soledad Alvear, del diputado Jorge Burgos. Autoridades que sí eran de la comuna. Yo tampoco le pedí a figuras que fueran a Ñuñoa.

Llamó la atención que el día de la elección en la noche, en plaza Ñuñoa, estaba lleno de banderas de los partidos de la Concertación y después, cuando perdiste, aparecías sola. ¿Qué pasó con todas esas banderas?
Es parte de las lecciones que hay que sacar. Pero yo lo que no quiero es seguir quejándome o lamentando. No, no es mi postura de vida. Si no que hay que echarle pa’ adelante. Pasó lo que pasó, se cometieron errores o las cosas se hubiesen hecho de otra forma, ojalá todas esas personas… pero hay que seguir trabajando por Ñuñoa u otras comunas. Lo importante es no parar el trabajo ciudadano. Hay que seguir estando.

LA PILETA DE SABAT

¿Crees que la proclamación de Sabat es legítima?
Yo siempre he dicho que hay que respetar la institucionalidad, más allá que a uno le gustaría tener despejadas todas las interrogantes, sobre esta diferencia de votos entre alcalde y concejales.

¿Y por qué tardaste en reconocerlo? ¿Y por qué por escrito?
Pero salió ese mismo día, la verdad es que creo que me criticaron más los periodistas que querían una declaración abierta. Porque nosotros el mismo día, cuando supimos, creo que a la media hora, una hora, mandamos la declaración a todos los medios, y a lo que más me importa a mí: a los vecinos y las vecinas de Ñuñoa. Yo trabajé para Ñuñoa, no para la prensa.

¿Qué te parecieron las palabras de Sabat sobre hacer lo “imposible” para gustar a quienes no votaron por él?
Lo valoro, porque espero que así sea. Es que si tú sumas el porcentaje de los tres candidatos a alcalde de oposición a la gestión de Sabat que apostaban a una gestión más participativa, tienes más del 50%. Ñuñoa cambió porque ya sobre el 50% no votó por Sabat. Encuentro súper bueno que el alcade Sabat sea inclusivo y trabaje con personas que piensan distinto a él. Y que obviamente tengamos una comuna hacia la participación y no hacia el insulto.

Y ¿qué te pareció la celebración de Sabat?
Es un tema personal, cada uno celebra como quiere…

¿No crees que fue mucho? Al menos el episodio en la pileta…
Sí, pero bueno… a lo mejor yo no  lo hubiera hecho, pero cada quien celebra como quiere. Si se hubiese mantenido el resultado inicial, me hubiera gustado algo más ciudadano. No en una pileta, pero cada uno ahí elige su celebración.

¿Un acto ciudadano como el que hará Josefa Errázuriz para asumir en Providencia?
Es que creo que eso esperan los vecinos de Ñuñoa. Yo no sé si es cierto, pero me decían que la ceremonia para comenzar el nuevo periodo de alcalde y concejales en Ñuñoa va a ser con invitación. O sea, ¿a qué le tenemos miedo? ¿Le tenemos miedo a la ciudadanía? ¿A que vayan a gritar algo? Estamos hablando de las autoridades locales que fueron elegidas por los vecinos y vecinas de distintas comunas. Yo hubiera esperado algo mucho más ciudadano.

¿Qué opinas de la idea de Asamblea Constituyente?
Creo que debe existir un debate respecto a la Asamblea Constituyente. En Ñuñoa tenemos grandes dirigentes que vienen trabajando este tema desde hace muchos años, cuando no era tema de interés de los medios. A mí me gusta la idea. Creo hay que trabajar en eso. No podemos seguir con una Constitución que no se haya hecho democráticamente entre los ciudadanos de forma participativa. Necesitamos una constitución que la sintamos como propia, que le hayamos puesto ganas, energía. Eso falta. Estoy por un cambio total, porque tengamos una Constitución de verdad, una Constitución ciudadana.

Maya diputada: “después se verá”

Se ha hablado de una posible candidatura a diputada…
¡Yo no he dicho nada sobre eso! Te voy a decir lo mismo que escribí en Facebook. En vez de preocuparse de qué haré con mi futuro político, que es una decisión que se verá y que no he pensado nada, creo que la urgencia es preocuparse de los temas pendientes de Ñuñoa, como con la reconstrucción, donde hay vecinos que no han vuelto a su casa desde el terremoto.

Pero ya no eres concejal para presionar sobre esos temas…
Pero tenemos concejales de nuestros partidos. Yo creo que ese es un error que se comete, que solo tienes poder para ayudar si tienes un cargo. Y hay muchas formas de ayudar. Como en la forma de obtener información, como trabajar con personas que uno conoce que son expertos en ciertos temas. Y eso ayuda y genera una red de trabajo.

¿Pero te gustaría ir como candidata a diputada?
No lo sé. Creo que hay que cerrar ciclos, estoy en este momento muy contenta con este trabajo más ciudadano de delegada de cuadra, pero después se verá. Sí me gusta la política, y bien hecha es muy bonita. Siento que en este momento la política está manoseada, hay muy mala opinión de los políticos, creo que eso hay que revertirlo, pero haciendo la política bien, y eso es en conjunto con las ciudadanas y ciudadanos, como uno más. Uno no deja de ser ciudadano cuando es político. Además hay muchas formas de hacer política. Los mismos dirigentes sociales y estudiantiles también hacen política.

En el caso de que fueras como candidata, ¿te ves yendo por fuera o por uno de los dos conglomerados?
Yo soy militante del PS, nunca lo he negado. Es el partido donde yo elegí estar. Pero primero hay que tomar la decisión. No hay que apresurarse en candidaturas. Preocupémonos de los temas que hay en Ñuñoa. Eso no puede pasar, que Ñuñoa se quede dormido, tenemos que seguir despertando.

¿Y qué opinas de dirigentes sociales o estudiantiles que apuntan a las elecciones parlamentarias?
Creo que es súper bueno, ojalá haya muchos. Es bueno el recambio. Creo que si tenemos nuevos candidatos con nuevas formas de hacer políticas, que están por la participación, por eliminar el binominal, que están por una constitución de verdad, democrática, bienvenidos sean.

Iván Fuentes dijo que evaluaba ir como candidato a las elecciones parlamentarias por las trabas que impone el mismo sistema…
Él es maravilloso, me acompañó recorriendo ferias… Creo que para cambiar la institucionalidad, hay que estar. Si muchos de los dirigentes políticos, sociales, estudiantiles, llegan (al Congreso) a lo mejor está la fuerza para cambiar el binominal. A mí no me gusta dar por perdidas las cosas. Es como en Ñuñoa, para qué voy a ser candidata si estoy perdida. Bueno, perdí, me levanto. No me gusta la política de la queja.

“Si hay primarias y un programa participativo, de todas maneras con Bachelet”

¿Cómo ves las presidenciales del próximo año?
Entretenidas, me gusta esto de que exista mucho debate y muchas posturas y ojalá como oposición seamos capaces de trabajar en conjunto, con un programa y tener primarias.

¿Quién crees que será el candidato oficialista?
No sé. Siento que Allamand tiene más experiencia política, es más sólido, pero Golborne es más cercano.

¿Y va a existir un candidato único en la oposición?
Ese es el desafío, cómo somos capaces de trabajar por una candidatura única a través de unas primarias, con un programa ciudadano.

En ese escenario, lo más probable es que sea Michelle Bachelet.
Está bien si pasa por todo el proceso, con primarias, con trabajo. Si es ella porque lo deciden las primarias, bienvenido.

¿Participarías en una campaña con ella?
Si hay un proceso de primarias y un programa participativo, de todas maneras. 

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados