Suspenden visitas por 20 días a Mauricio Hernández Norambuena tras amenazas a gendarme

El incidente entre el ex frentista y el funcionario se produjo el pasado 25 de marzo, cuando el condenado insultó y amedrentó al gendarme de la Unidad Especial de Alta Seguridad y a su familia.

Por
La medida judicial fue adoptada luego del recurso interpuesto por la entrevista concedida a Mentiras Verdaderas (Agencia UNO/Archivo)
La medida judicial fue adoptada luego del recurso interpuesto por la entrevista concedida a Mentiras Verdaderas (Agencia UNO/Archivo)
Compartir

El 7° Juzgado de Garantía de Santiago suspendió las visitas de Mauricio Hernández Norambuena, conocido como el Comandante Ramiro, tras ser acusado por Gendarmería de amenazas y trato denigrante contra un funcionario de la Unidad Especial de Alta Seguridad.

La medida adoptada el pasado 5 de abril por la jueza Marcia Figueroa en contra del ex frentista se produce luego del tercer recurso interpuesto por la institución penitenciaria, según consta en el sitio del Poder Judicial, tras la entrevista no autorizada que concedió al programa Mentiras Verdaderas, emitida el 15 de marzo.

Relato de las amenazas

La acción judicial presentada por el alcaide del centro penal, Jonny Avilés, señala que el pasado 25 de marzo, a las 13.05 horas, el gendarme de custodia directa de Mauricio Hernández Norambuena se presentó ante el encargado de la Sección de Máxima Seguridad y aseguró que efectuó “una ronda por el pasillo del ala donde se ubica la celda del reo (…), (quien) al verlo apostado al exterior de la guardia viene en obstaculizar la visual con la puerta de la celda“.

Según el relato, el gendarme juntó la puerta “para que esté no obstaculizada la visión”. Es en ese momento en que Mauricio Hernández Norambuena “con actitud desafiante le indica, textualmente, ‘quién te creí tú para cerrarme la puerta, váyase a su ratonera que está allá y que a tu familia me la voi a torturar, paco c…, son igual que los milicos cafiches del Estado‘”.

Si bien lo anterior fue ignorado por el funcionario, otro trabajador que escuchó el mensaje le sugirió “dejar constancia” de aquello, lo que fue advertido por Hernández Norambuena, quien “se exalta y a través del mismo citófono exige la presencia de un oficial diciendo ‘capitán: capitán: capitán, el funcionario me está intimidando, me torturan, que venga un oficial'”.

“Al no tener respuesta positiva a su exigencia, el citado interno consuma el actuar antirreglamentario por el cual se le solicita autorización de sanción, diciéndole al personal: ‘Cruzas para acá y vas a tener problemas conmigo, que tu familia la va a pagar‘”, concluye el relato de Gendarmería. 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares