Sociedad Chilena de Infectología recomendó incluir a embarazadas en vacunación contra el COVID-19

Los expertos argumentaron que existen estudios que avalan la inoculación para mujeres gestantes.

Por
Los expertos sugirieron que las mujeres embarazadas deberían recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Los expertos sugirieron que las mujeres embarazadas deberían recibir la vacuna de Pfizer/BioNTech. AGENCIA UNO/ARCHIVO
Compartir

La Sociedad Chilena de Infectología (Sochinf) emitió una recomendación para que el Ministerio de Salud (Minsal) permita que las embarazadas reciban la vacuna contra el COVID-19.

En un comunicado, el Comité Consultivo de Inmunizaciones del organismo aseguró que las mujeres que se encuentren en el segundo trimestre de gestación pueden recibir la inoculación, considerando que esta opción es la mejor frente al riesgo de contagio que pueden sufrir.

En cuanto a la seguridad, la entidad afirmó que tanto las vacunas de plataforma RNAm (Pfizer), vector viral (AstraZeneca y CanSino) y las de virus inactivo (Sinovac) tienen “un alto perfil de seguridad“. Sobre esta última, se destacó que ocupa la misma tecnología que la vacuna contra la influenza, que actualmente se está entregando a las embarazadas.

Por la inmunogenicidad y nivel de protección contra el SARS-CoV-2, la Sochinf añadió que “se dispone de reciente información de estudios de cohorte de vacunas de RNAm (Pfizer/BioNTech y Moderna) donde las mujeres embarazadas presentan respuesta humoral, con producción de anticuerpos, similares a las mujeres vacunadas no embarazadas ni en lactancia“.

Además, se entregó un estudio puntual de Pfizer/BioNTech, donde se afirmó que las mujeres presentaron una respuesta inmune a los 15 días luego de la primera dosis, con un traspaso de anticuerpos hacia el feto a través de la placenta.

También se reportaron mínimos efectos adversos, similares a las pacientes no embarazadas.

Con todos estos elementos en cuenta, la entidad sugirió a las autoridades entregar la vacuna de Pfizer/BioNTech de forma voluntaria a las mujeres embarazadas, precisando que “debe haber un proceso formal de consejería realizado por el personal de salud involucrado en su atención (matrón/na, enfermero/a o médico), con obtención de un consentimiento informado por parte de la gestante”.

“En el proceso de decisión se debe considerar sobre todo a aquellas gestantes que posean un mayor riesgo de exposición o mayor riesgo de un peor desenlace clínico (factores de riesgo como obesidad, hipertensión, diabetes)”, añadió.

La Sochinf afirmó que, hasta el momento, no existen mayores pruebas sobre la inmunogenicidad y seguridad de las fórmulas de virus inactivo, por lo que al menos en esta etapa la entrega de dosis se debería concentrar en Pfizer/BioNTech.

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados