Nueva Alimentadora Providencia: la obra que reforzará el sistema de suministro de agua en la capital

Estos trabajos, que beneficiarán a más de un millón de habitantes, también incorporan un plan de mitigación orientado a resguardar el entorno, incluido el Parque Balmaceda y su arbolado.

Por
Las obras consisten en la renovación de la red de distribución de agua potable ubicada entre las calles Seminario y Román Díaz en Providencia. AGUAS ANDINAS
Las obras consisten en la renovación de la red de distribución de agua potable ubicada entre las calles Seminario y Román Díaz en Providencia. AGUAS ANDINAS
Compartir

De la mano de la obra “Nueva Alimentadora Providencia“, que se prevé que entre en operación durante el segundo semestre de este 2021, Aguas Andinas apunta a mejorar los niveles de continuidad y calidad del servicio que entrega en la Región Metropolitana.

Para ello, la compañía sanitaria se encuentra trabajando -desde febrero pasado- en la renovación de la red de distribución de agua potable ubicada entre las calles Seminario y Román Díaz en Providencia, y gracias a lo cual se podrá reforzar el abastecimiento de más de un millón de personas pertenecientes a las comunas de Santiago, Estación Central, Lo Prado, Cerro Navia, Pudahuel, Cerrillos y Quinta Normal.

“Uno de los principales objetivos de Aguas Andinas es trabajar para contar con una ciudad cada vez más resiliente y con un suministro reforzado de cara a los clientes. Esta obra beneficiará a más de 258 mil clientes de la zona poniente de la ciudad, equivalentes a más de un millón de personas, evitando así posibles incidentes experimentados en el pasado. Ante este escenario de pandemia, es clave la continuidad del servicio de agua potable para poder combatir al virus del COVID-19 y es un compromiso permanente de nuestra compañía”, destacó Eugenio Rodríguez, director de Gestión del Servicio de Aguas Andinas.

Alcances del proyecto

Una vez que culminen los trabajos de renovación de esta alimentadora, -que considera el reemplazo por una tubería nueva de mayor capacidad de porteo, con un diámetro de 1.400 mm (tubería antigua diámetro 1.100 mm)-, se contará con mayor flujo y un sistema de suministro mucho más robusto.

Por otro lado, este proyecto también incorpora un plan de mitigación, con miras a reducir lo máximo posible la afectación y el impacto en el entorno. Ejemplo de ello, es que un 35% de la obra se realiza mediante un “túnel liner” que va de forma subterránea, sin afectar la infraestructura vial y otras redes del servicio público están en la superficie.

Además, el tramo restante se ejecuta por medio de zanja con entibación metálica, minimizando así la ocupación en superficie. Pero no sólo eso, pues también se ha proyectado un trazado que permite proteger el Parque Balmaceda y sus árboles.

“Para este proyecto fueron evaluadas varias alternativas de trazado, buscando minimizar el impacto de las obras en la ocupación del espacio público, el entorno y la comunidad. Se tuvo también en consideración posibles interferencias con la infraestructura vial, redes de servicios existentes en la zona, así como la total protección y cuidado del arbolado existente en el Parque Balmaceda, evitando al máximo el emplazamiento de la nueva red en esta área verde, donde en definitiva sólo se emplazará el tramo final, para materializar la conexión de la nueva conducción con la red existente”, explicó Cristian Schwerter, gerente de Ingeniería de Aguas Andinas.

La obra “Nueva Alimentadora Providencia”, que se enmarca en el plan de inversiones de Aguas Andinas,  considera una inversión de $ 3.250 millones y la generación de 80 puestos de trabajo.

 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares