Plan de inversiones: Aguas Andinas seguirá apostando por aumentar la autonomía del suministro en la Región Metropolitana

Pese a que la crisis sanitaria sigue presente, la compañía reafirmó su plan de inversiones, el cual contempla diferentes proyectos orientados a reforzar el sistema de suministro de agua frente a emergencias climáticas.

Por › Actualizado: 17:13 hrs
La compañía visualiza oportunidades de inversión de US$ 500 millones. AGUAS ANDINAS
La compañía visualiza oportunidades de inversión de US$ 500 millones. AGUAS ANDINAS
Compartir

Las inversiones realizadas durante 2020, así como también las programadas para este 2021 y los años venideros, fueron algunos de los principales temas tratados durante la Junta de Accionistas 2021 de Aguas Andinas, la cual se efectuó este miércoles y, debido a la crisis sanitaria, nuevamente se desarrolló por teleconferencia.

En el marco de esta actividad, donde además se abordó la pandemia del COVID-19 y la megasequía que afecta a la Región Metropolitana, se hizo énfasis en la necesidad de continuar con las inversiones orientadas a hacer frente al cambio climático.

Con respecto a ello, se visualizan oportunidades de inversión de US$ 500 millones, las cuales permitirían conseguir fuentes de agua y aumentar las horas de autonomía de la Región Metropolitana.

“Estamos conscientes del impacto que ha tenido la crisis climática y que hoy no hay espacio para otro llamado que no sea el de la urgencia a actuar. En la compañía, sabemos el importante rol que tenemos, por lo tanto, seguiremos trabajando intensamente para buscar distintas alternativas y continuaremos desplegando todas las inversiones que sean necesarias para que Santiago y sus habitantes cuenten con la seguridad y el respaldo de suministro que se necesita aún en situaciones tan extremas”, destacó Marta Colet, gerenta general de Aguas Andinas.

Resiliencia y respaldo del suministro

Durante los últimos años, Aguas Andinas ha estado trabajando con miras a realizar mejoras en el respaldo del suministro y en la autonomía del sistema sanitario de la capital. Esto, de la mano de una serie de proyectos de gran envergadura.

Dentro de la extensa lista de iniciativas, se encuentran, por ejemplo, los proyectos (en carpeta) Los Pozos de Cerro Negro – Lo Mena y la conducción El Manzano – Toma Independiente. El primero, consiste obra fast track que entrará en operación en 2022, y gracias a la cual se alcanzarán las 37 horas de autonomía en la Región Metropolitana. Mientras que el segundo, que ya ha sido validado por la SISS, permitirá alcanzar como mínimo las 48 horas de autonomía en la Región Metropolitana, e incluso hasta tres meses.

A estos, se suman los proyectos de la ampliación de la Planta Padre Hurtado ($17 mil millones), el cual hará posible pasar de los actuales 1.300 litros por segundo a los 2.300 cuando entre en funcionamiento en junio de 2022; el estanque San Enrique ($3.300 millones), que abarca dos nuevos estanques para robustecer el suministro a más de siete mil clientes en Lo Barnechea; y el estanque San Antonio, que considera un nuevo estanque de 20.000 m3, y a través del que se asegurará el suministro a más de 70 mil clientes.

Estas iniciativas, que apuntan a asegurar el suministro frente a emergencias climáticas, son posibles gracias a la solidez financiera de Aguas Andinas, compañía que, durante 2020, logró una posición de caja 2,4 veces superior a los $ 72.063 millones que mantenía al cierre de diciembre de 2019.

Crisis sanitaria

La Junta de Accionistas también fue la oportunidad para abordar el plan desarrollado en 2020 para hacer frente a la crisis sanitaria desatada por el COVID-19, de la mano del cual se pudo mantener la continuidad operacional de suministro a lo largo de todo el año.

En esa misma línea, la compañía también reiteró el compromiso de replicar dicho trabajo durante este año, considerando que la pandemia sigue aún presente.

“Sin duda, lo vivido durante el último año a raíz de la emergencia sanitaria y los efectos del cambio climático, nos ha hecho acelerar ciertos cambios y transformaciones en la compañía. A su vez, queremos avanzar hacia un modelo de empresa más acorde a los tiempos actuales y conectada con la realidad de nuestros colaboradores, clientes y accionistas. Tenemos el conocimiento, la experiencia, estamos aprendiendo cada día y no hay duda de que en la adversidad también nos hemos vuelto cada vez más resilientes. Adicionalmente, tenemos la certeza de que cumplimos a cabalidad nuestro rol de empresa de servicios medioambientales, dando respuesta a las necesidades que el país necesita y aportando a su desarrollo”, afirmó Claudio Muñoz, presidente del directorio de Aguas Andinas.

Dividendos

Por otro lado, durante esta instancia, también se aprobó repartir entre los accionistas un dividendo adicional por importe de $65.181 millones, que contempla $26.754 millones como dividendo adicional de 2020 y $38.436 millones con cargo a las utilidades acumuladas.

De esta manera, el dividendo total pagado sobre los ejercicios 2019 y 2020, considerando el dividendo provisorio distribuido en diciembre de 2020 por $ 64.800 millones y la distribución aprobada este jueves, representa 79% de la utilidad distribuible agregada de ambos ejercicios.

 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Más País

Últimas noticias

Populares

Recomendados