Detienen a hombre que atacó a trabajador de servicentro con un hacha y le amputó dos dedos

Atacante iba a cargar parafina a dicha estación de servicio junto a su familia, pero se molestó por la espera y comenzó a agredir al funcionario con un bidón y, luego, con el arma filosa.

Por
El atacante iba con su familia a cargar parafina cuando se produjo el salvaje ataque con un hacha, arma que no fue hallada por personal policial. CARABINEROS
El atacante iba con su familia a cargar parafina cuando se produjo el salvaje ataque con un hacha, arma que no fue hallada por personal policial. CARABINEROS
Compartir

Carabineros logró la detención de un hombre que atacó con un hacha a un trabajador de un servicentro, ubicado en la comuna de Lo Barnechea, y cuyo ataque terminó con la amputación de dos dedos del bombero.

De acuerdo a los primeros antecedentes, la víctima, de 53 años, estaba en el sector de carga de parafina cuando comenzó a discutir con el atacante y esta subió de nivel, por lo que este último se devolvió a su camioneta para sacar un hacha y perpetrar la agresión.

Tras consumar el brutal ataque, el desconocido auxilió a la víctima y lo trasladó en su camioneta hasta un SAMU, de Lo Barnechea, para luego darse a la fuga.

El mayor Jorge Cárcamo, de la 53ª Comisaría de Lo Barnechea aseguró que el incidente se produjo cuando el detenido llegó hasta la estación de servicio asuministrarse parafina, pero se molestó por el tiempo de espera e inició una discusión con el trabajador, a quien agredió, primero, con un bidón de 20 litros.

“Posteriormente, al ser acudido por su hijo, que también trabaja en ese lugar para prestarle auxilio, el atacante procede a extraer desde el interior de su vehículo un arma que tiene características propias de un elemento que tiene filo y procede a propinarle diferentes golpes a la víctima que termina con la amputacion del tercer y cuarto dedo de su mano izquierda”, aseguró el mayor.

El uniformado aseguró que el atacante se dirigió hasta unidad policial a dejar constancia de lo ocurrido y señaló que se produjo un “impase” en el servicentro, con la finalidad de mitigar el delito cometido.

Tras su detención, el ahora imputado no opuso resistencia y se acogió a su derecho de guardar silencio, por lo que no se pudo encontrar el arma utilizada en el ataque.

Durante esta jornada, el detenido, de 33 años, sin antecedentes penales pero sí policiales, pasará a control de detención y el 4ª Juzgado de Garantía de Santiago lo formalizará por el delito de homicidio frustrado.

 

Súmate ahora a EDICIÓN AM

Parte el día informado

Debes ingresar un email válido

Gracias por suscribirte!

Podcasts El Dínamo

Más País

Últimas noticias

Populares