Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Campesinos argentinos siguen en su lucha contra Monsanto y su contaminación

Diversos partidos y agrupaciones ambientalistas de Malvinas Argentinas (Córdoba) se reunieron por primera vez con parlamentarios para presentar un proyecto de repudio contra el gigante de los transgénicos que pretende instalarse en la localidad.


Ambiente

14 de mayo, 2014

Autor:

/urgente24.com /urgente24.com

Diversos partidos y agrupaciones ambientalistas trasandinas presentaron un proyecto de repudio contra la empresa Monsanto en su primera reunión que han mantenido con congresistas.

Provenientes de Malvinas Argentinas exigen en concreto, la suspensión definitiva de las labores del gigante de los transgénicos debido a la contaminación que ha generado en la localidad por el uso de plaguicidas. Sin ir más lejos, un reciente estudio realizado a 10 habitantes reveló que el 70% tiene sustancias tóxicas peligrosas en la sangre.

“Una cosa es la contribución a la cadena del modelo productivo que ya está impuesto. Y otra es la contaminación local que provocaría esta planta aquí en Malvinas, de la cual sí somos afectados directos porque vivimos a escasos metros de donde se pretende instalar”, dijo, Gastón Mazalais, representante de la organización Malvinas Lucha por la Vida.

Los habitantes de la localidad cordobesa,mantienen desde hace meses un campamento para bloquear la instalación de una planta de la compañía. Con este reclamo llegaron al Parlamento.

De cara a la cita con los legisladores, Mazalais detalló que “a través de los diputados [queremos] conseguir un apoyo a nivel nacional justamente para acciones conjuntas, porque Monsanto está arremetiendo y en los próximos meses pretende instalarse en Malvinas Argentinas”.

Por su parte, los diputados valoraron la cita debido a que les permitió entender la dramática situación que vive gran parte del territorio rural del país y que es desconocida por la mayoría de los habitantes de las grandes ciudades.

“Acá tenemos la aberración de que de un lado del alambrado está la fumigación y del otro lado del alambrado empieza el pueblo, o la escuela rural, que está allí y se ve sometida a una deriva de fumigación aérea. Las maestras tienen que salir a esconder a sus chicos adentro del aula porque estos tóxicos les llueven”, dijo Antonio Riestra, diputado de Unidad Popular.

Con el apoyo de parte del Parlamento, los asambleístas sumaron a su causa un factor de peso importante para visibilizar el conflicto y seguir adelante con su lucha. Sin embargo, aún nada está dicho, pero los activistas insisten en que harán todo lo posible para expulsar a Monsanto de Argentina.

Vía: Rt.com

Comenta esta noticia