Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Ambientalistas aplauden plan de EE.UU para reducir las emisiones de CO2

Las organizaciones WWF y Sierra Club coincidieron el apuntar que el calentamiento global es una problemática grave que debe enfrentarse hoy y que la electricidad generada a partir de combustibles fósiles es la principal fuente de contaminación de carbono industrial en Estados Unidos.


Ambiente

2 de junio, 2014

Autor:

/cambioclimaticochile.cl /cambioclimaticochile.cl

Grupos ambientalistas celebraron este lunes las medidas anunciadas por el Gobierno estadounidense para reducir las emisiones de dióxido de carbono de las centrales termoeléctricas en el país en un 30 % para 2030.

El presidente de EE.UU., Barack Obama,”envió un fuerte mensaje al resto del mundo sobre la seria postura de los Estados Unidos en la lucha contra el cambio climático”, señaló Lou Leonard, vicepresidente de Cambio Climático de World Wildlife Fund (WWF).

Leonard afirmó que el calentamiento global “ya no es algo que sucederá en el futuro” sino que sus efectos negativos se sienten ya, por lo que consideró “imperante” que el Gobierno actúe con “todas las herramientas posibles” para proteger a los ciudadanos.

El grupo señaló que la electricidad generada a partir de combustibles fósiles es la principal fuente de contaminación de carbono industrial en los Estados Unidos y estas medidas traerán “grandes beneficios” a la naturaleza y a la próxima generación.

Este plan también ayudará a reducir la “mortal contaminación” de mercurio, hollín y smog, que afecta “desproporcionadamente” a la comunidad hispana, señaló a su turno la ONG Sierra Club.

“La salud de los hispanos queda dañada diariamente por la contaminación de combustibles fósiles, la cual se traduce en índices extremadamente altos de asma, enfermedades coronarias, cáncer y muertes prematuras“, dijo el director ejecutivo del Sierra Club, Michael Brune.

El ambientalista lamentó que hasta ahora se haya permitido a estas plantas “emitir ilimitadas cantidades de contaminación de carbono”, lo que ha causado “un clima cada vez más errático, como graves sequías, incendios forestales, calor extremo y supertormentas”.

A su juicio, “esta propuesta es hasta el momento la demostración más tajante de que el presidente está comprometido a proteger la salud pública”.

La nueva normativa se emitirá mediante una orden ejecutiva de Obama y permitirá que cada estado de EE.UU. fije su combinación de fuentes energéticas, según sus necesidades.

La decisión Obama de recurrir a su autoridad ejecutiva con esta iniciativa, esquivando así al Congreso, ha suscitado críticas por parte de la oposición republicana y elogios por parte de los defensores del medio ambiente

Comenta esta noticia