Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Mensajes de alto vuelo de Baradit contra “los conservadores” por legalización de la marihuana

El escritor se mostró a favor de la legalización de esta droga, confiando en que "va a existir una mejor fiscalización, una mejora del producto, una regularización del precio, va a haber mayor información porque los canales oficiales van a estar abiertos".


POP

21 de noviembre, 2016

Autor:

jorge-baradit

Jorge Baradit nuevamente reveló detalles inéditos de nuestros personajes históricos. En entrevista con Revista Cáñamo, esta vez el tema central fueron las drogas y el historiador no se guardó nada.

En ese sentido, explicó que no existen pruebas al respecto y todo se apega a los rumores. “No hay algo así como ‘George Washington tenía plantaciones de marihuana’, que es algo que está más que probado. El uso de alguna droga, como lo entendemos hoy día, no es una cuestión que esté registrada en algún lado. Hay rumores sobre el uso de coca en el tiempo de la UP, por altos dirigentes en un momento en el que necesitaban estar despiertos y alertas, sobre todo en el último año, el 73. Está también el uso de la cocaína de manera masiva durante el periodo de la CNI, el uso recreativo en su relación con prostitutas, vedettes, gente del espectáculo. Pero no hay registro oficial, sí muchos rumores”, relata.

De lo que sí hay registro, según cuenta, es del excesivo consumo de alcohol. “Lo que pasa es que Chile es un país de mucho consumo de copete, pero también hay mucho de mito. No sé poh, está el caso explícito de Don Tinto, Pedro Aguirre Cerda, pero en realidad el tipo no tomaba copete y erróneamente se le ha considerado un borracho”, afirma.

jorge baradit

Pero por otro lado, estaba Portales que “era bueno pa’ la chingana, el hueveo y las prostitutas. O’Higgins era bien tranquilo. En general nuestros próceres eran gallos más o menos tranquilos, y es que en general los chilenos somos muy fomes o bien desatados. Entonces tienes, por ejemplo, el caso de Punta Gruesa y el Combate Naval de Iquique, donde tenís a los dos tipos: al nerd, que era Prat, y al zorrón, que era Condell. Prat era un gallo recatado, que tomaba poco alcohol, los marinos casi que lo empujaban para ir a casas de puta cuando llegaban a los puertos, pero Prat era medio fome, tanto así que habían hasta rumores de que era medio raro”.

“Yo pienso en Prat como en ese estereotipo del joven de clase media, estudioso o que cacha que a través de los estudios y de la buena conducta va a llegar a algún lado, y que tiene una especie de ética familiar, como el empleado público o el mando medio honorable. En contraste con el zorrón de clase alta, como es Condell, que el hueón era bueno pa’ las putas, pa’l copete, pa’l carrete, era un joven disipado, y es una de las razones por las que no prosperó como héroe. Cuando hubo que elegir cuál era el héroe, o cuando hubo que elegir qué modelo era mejor para lo que queremos como ‘chilenos’, se eligió a Prat por sobre este otro gallo… Nos encantan los hueones ordenaditos”, agregó.

baradit

Para el escritor de “Historia Secreta de Chile 1 y 2”, el hecho de que en nuestro país no se legalicen drogas como la marihuana, recae simplemente en que “hay una minoría o un grupo oligarca que tiene un poder tan grande que es capaz de contrapesar los intereses del resto del país, y para conseguir ese contrapeso utiliza su poder económico, su poder armado, sus influencias, su peso en redes, y utilizan todo para imponer su agenda, y su agenda es conservadora, sin duda (…) Yo creo que es una discusión que va por otros carriles, todo el mundo sabe que no existe la sobredosis por marihuana, que nadie se ha muerto por marihuana, que hay sustancias legales mucho más adictivas, que causan daño… Yo creo que en ese sentido los datos ya están y lo que hay ahora es una voluntad por cerrarle el paso por la misma razón por la que se le cierra el paso a muchas puertas que se consideran puentes pa’ otras cosas”.

“La respuesta que dan los conservadores a cualquier avance social siempre es la misma, cuando se habla del divorcio siempre la respuesta es ‘no, porque si abrimos la puerta la gente se va a casar y separar y se van a volver locos haciendo eso’; ‘si le abrimos la puerta al aborto, la gente va a tener relaciones como loca y se va a desbandar’; y ‘si abrimos la puerta a una droga pequeñita va a ser la puerta de apertura a otras drogas mayores’. En la estructura del conservador hay un horror a que se pierdan las formas y, en el fondo, hay un horror al futuro y a la manera en la que se están desarrollando las sociedades naturalmente, entonces lo que buscan es cerrar las vías de crecimiento y lo único que producen es que estas raíces crezcan pa’ adentro y se produzcan perversiones de la conducta. Es decir, abortos hay igual, pero en condiciones higiénicas espantosas; consumo de drogas hay igual, pero a través del narcotráfico. Cuando tú no le das vías o caminos a la manera como naturalmente se está desarrollando una sociedad, devienen monstruos”, sostiene.

Junto con eso, cree que de legalizarse la marihuana en nuestro país “va a existir una mejor fiscalización, una mejora del producto, una regularización del precio, va a haber mayor información porque los canales oficiales van a estar abiertos”.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia