Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Arturo Vidal hace frente a los cuestionamientos y responde a quienes lo tratan de “agrandado”

El mediocampista de la Roja salió a acallar a quienes lo han tratado de soberbio los últimos días tras asegurar que Chile era una de las mejores selecciones del mundo.


Estadio

13 de septiembre, 2016

Autor:

arturo-vidal

Lo trataron de soberbio, poco humilde y que no sabían cómo “bajarlo de la nube”. Ante todos estos comentarios tuvo que salir al paso Arturo Vidal, quien declaró anteriormente que la Roja era de las mejores selecciones del mundo y que había que demostrar que por algo son los bicampeones.

Para el mediocampista, la obtención de las dos Copas Américas, es algo que no deberían olvidar. “Para mí es bueno, no sé si a los demás les gustará o no. Me siento orgulloso de lo que hemos hecho, de los dos títulos. ¿Por qué lo tengo que olvidar? Por uno o dos resultados no se olvida, se mantiene. Lo más lindo es cuando las cosas andan mal y tratar de acordarse de eso y de que podemos ganarle a cualquier equipo”.

Consultado por las palabras que le dedicaron sus compañeros Eduardo Vargas y Alexis Sánchez, el jugador del Bayern Münich indicó que “no sé por qué lo dirán, cada uno tiene su pensamiento, están en su derecho. No todos pensamos igual, pero para mí esos son mis objetivos. Me siento arriba, no solo me quedo con las dos copas, quiero seguir ganando cosas con Chile y mi equipo“, consignó El Mercurio.

“Nunca fui soberbio, porque si lo fuera no estaría donde estoy. Con humildad, trabajo y esfuerzo he llegado hasta acá, nadie me ha regalado nada“, agregó.

Sobre un posible quiebre en el camarín de la Roja, fue enfático en sostener que “se hablan muchas tonteras sobre el camarín de la selección, pareciera que solo buscan separar al grupo. Estamos más unidos que nunca, y cuando lleguen los resultados, que ahora no fueron buenos, más se va a unir el grupo para sacar esto adelante y clasificar al Mundial”.

Junto a ello, confesó que “siempre inventan cosas, hablan de más. No tiene nada que ver con la realidad. La amistad, la confianza y el apoyo que tengo del cuerpo técnico de Pizzi es realmente increíble. Me siento súper agradecido de ellos, y del equipo. En la selección no somos un equipo, somos una familia. Y lo del camarín rebelde me da risa. Si estuvieran ahí y vieran el compromiso de todos los que estamos ahí, que dejamos nuestros equipos y nuestras familias lejos y damos la vida por la selección… si estuvieran ahí, no dirían tantas tonteras“.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia