Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Columna de Forbes propone a “un Pinochet ucraniano” para levantar la crisis

"Fue Pinochet quien cimentó el andamiaje que permitió convertir a un país retrasado en una de las economías más exitosas de América Latina. Lo prueban tanto la nota 'A' de la agencia S&P como el puesto vigésimo en la lista de los países menos corruptos", agrega la edición.


Mundo

27 de mayo, 2014

Autor:

/ agenciauno / agenciauno

El columnista de Forbes, Ivan Kompan, realizó un análisis para aconsejar a Ucrania en la crisis política y económica que atraviesa. Y su consejo: levantar su propia versión del dictador chileno Augusto Pinochet, ya que -según la columna- son momentos similares a los que vivió nuestro país a fines de los años 60′ y principios de los 70′.

Un primer antecedente de la publicación plantea que “la figura de Pinochet y su papel en la historia es ambigua. Por un lado el asesinato y la tortura de decenas de miles de ciudadanos, que es ciertamente ninguna justificación; el otro, el éxito de las reformas económicas liberales”.

“Fue Pinochet quien cimentó el andamiaje que permitió convertir a un país retrasado en una de las economías más exitosas de América Latina. Lo prueban tanto la nota ‘A’ de la agencia S&P como el puesto vigésimo en la lista de los países menos corruptos”, agrega la edición.

El texto asegura que “ahora Ucrania, como la República de Chile en 1973, está situado en el corazón del cambio histórico. Economía destruida, pobreza, falta de confianza y visión contradictoria del futuro en diferentes partes del país. Esta triste lista de similitudes puede seguir fácilmente. Pero hay una diferencia fundamental: hace 40 años, Chile tuvo un estratega, quien no sólo prometió, sino que hizo mucho”.

“El gran mérito de Pinochet es que no tuvo miedo apostar por un grupo de jóvenes educados en el espíritu del liberalismo clásico, graduados chilenos de Chicago y otras universidades americanas. Los ‘Chicago boys‘ fueron una fuente de ideas de la reforma económica y el país tuvo la oportunidad de ponerlas en práctica”, continúa.

Y todo concluye afirmando que “como el proceso es bastante complicado, no podrá realizarse sin un Pinochet ucraniano”.

Comenta esta noticia