Síguenos en Facebook X
El Dínamo

Cinco claves para entender el escándalo de los correos de Hillary Clinton

La candidata demócrata se encuentra nuevamente en el ojo del huracán por correos que se arriesgaron a ser expuestos y que podrían haber tenido información clasificada.


Mundo

30 de octubre, 2016

Autor:

/ Wall Street Journal / Wall Street Journal

El director del FBI, James Comey, anunció el viernes al Senado que se encuentra investigando nuevos correos electrónicos de la candidata demócrata Hillary Clinton, lo que causó indignación en su comando, calificándolo como una intervención a favor de Donald Trump.

“Es extraño que se publique algo de estas características con tan poca información, justo antes de una elección”, advirtió la candidata en un acto en Florida.

Incluso la Casa Blanca tuvo una opinión al respecto. El vicepresidente norteamericano, Joe Biden, hizo un llamado a la policía para que muestre “los emails, para que los veamos todos. Después, continuará la investigación sin ningún perjuicio”.

Por otro lado, el Departamento de Justicia, al que pertenece el FBI, se mostró contrario a que se diera a conocer la nueva investigación que pesa sobre la ex primera dama, pues podría afectar el resultado de las elecciones que se llevarán a cabo el próximo 8 de noviembre.

Todo esto respecto a los mails de Hillary Clinton suena bastante confuso. Es por eso que existen cinco claves escenciales para poder entender toda esta situación:

1. El correo electrónico

Cuando en 2009 Clinton fue nombrada Secretaria de Estado, se le ofreció un correo electrónico y un celular. Ambos los rechazó. El dispositivo porque no quería andar con dos en la mano, uno para el trabajo y otro personal. Respecto al mail, cambió su dirección, que era gratuita y ofrecida por la empresa Blackberry a [email protected]

2. El servidor

Según explica El Mundo, el servidor del “@clintonemail.com” está alojado en un ordenador Macintosh de Apple en la casa de Hillary y Bill en Chappaqua, en Nueva York. De hecho, el ex presidente de EE.UU. también tiene un mail ahí. A raíz de que la carga de datos de ella es muy grande, compraron dos unidades más a Dell.

Posteriormente, cuando en 2013 Hillary deja el Gobierno, contrata a la empresa Platte River Networks para que se ocupe de su servidor y ellos se encargan de trasladar el alojamiento del servidor de la casa de los Clinton a su centro en New Jersey. Todos los datos del email de Hillary van de un servidor a otro.

3. El problema

El traslado del alojamiento del servidor abrió la puerta para que entraran en el sistema de la candidata y se robaran datos, ya que los servidores centralizan las comunicaciones online, por lo que son blancos muy codiciados por los ‘hackers’. Si los correos contenían información secreta, Hillary podría ser procesada y terminar en la cárcel. 

Es por eso que se le ofrece a los funcionarios de gobierno un correo oficial, ya que se supone que son más seguros puesto que sistemas reforzados de seguridad que impiden el borrado de los emails.

Si bien, aún no hay pruebas de que haya sido hackeada, pero el riesgo al que se expuso fue muy grande. El FBI la exoneró, pero la calificaron de “muy irresponsable”.

4. El destape del escándalo

Un mes después de que dejó su cargo como Secretaria de Estado, en mayo de 2013, se realizó una investigación en el Congreso de EE.UU. sobre el ataque al consulado de ese país en la ciudad libia de Bengasi, en septiembre de 2011, en el que se corroboró que Clinton nunca usó su email oficial.

Ante esto, el equipo de la candidata y el Departamento de Estado han entregado más de 60.000 emails, la mayoría de ellos con información poco relevante. Clinton borró “por error” otros 32.000 emails.

5. Qué está pasando ahora

El FBI se encuentra investigando por abuso sexual al ex congresista y esposo de Huma Abedin, la persona de más confianza de Hillary en el Departamento de Estado y en la campaña electoral, Anthony Weiner.

En su celular se han encontrado diversos correos pertenecientes a la época en que Clinton aún ocupaba su cargo en el gobierno para ver si en ellos hay información clasificada.

Notas relacionadas

Comenta esta noticia